Enviar
América Móvil pierde mercado en Brasil

Tim Participações SA el mes pasado destronó a América Móvil SAP de Carlos Slim en Brasil y se convirtió en el segundo mayor operador del mercado inalámbrico más grande de América Latina, atrayendo más usuarios en momentos en que sus rivales se reorganizan.
Tim, la filial brasileña de Telecom Italia SpA, tenía el 25,8% de las suscripciones a telefonía móvil en julio, frente a un 25,5% de la filial Claro de América Móvil, según datos dados a conocer el martes por el organismo de telecomunicaciones de Brasil, conocido como Anatel. Telecomunicações de São Paulo SA, filial de Telefónica SA de España conocida como Vivo, lideraba el mercado con una cuota del 29,5%.
Tim, que tiene su sede central en Río de Janeiro, emplea promociones como llamadas prepagas de duración ilimitada a líneas fijas para convencer a los clientes de desconectar las líneas de sus hogares y pasarse a teléfonos móviles. Los clientes de Tim promediaron los 127 minutos mensuales de uso en el último trimestre, aumento del 15% con respecto al mismo período del año pasado.
“Lo fundamental ha sido ofrecer larga distancia de bajo costo”, explicó Walter Piecyk, analista de BTIG LLC. de Nueva York. “También han tenido éxito las tarifas de pago diario de Infnity Web para acceso a la Red por teléfono”. Recomienda comprar las acciones.
Tim subió 30 centavos, o 3,4%, a 9,20 reales el martes en São Paulo. América Móvil trepó 20 centavos, o 1,4%, a 14,86 pesos el martes en Ciudad de México, donde la empresa tiene su sede central.
América Móvil y Telefónica están por detrás de la expansión de Tim luego de que ambas el año pasado efectuaran operaciones para combinar las redes de líneas fijas con su negocio de telefonía celular.
A fin de julio, la base de abonados de Tim había aumentado un 26% con respecto a un año atrás, frente a un crecimiento del 18% para América Móvil y un 15% para Vivo.
El mercado inalámbrico de Brasil creció 17,8% a 220,4 millones de abonados en julio con respecto a un año atrás, según Anatel.

Río de Janeiro / EFE
Ver comentarios