Enviar
América Latina quiere ser la despensa de Europa


Orense, España
EFE

Las empresas agroalimentarias de América Latina quieren convertirse en la “despensa” de Europa y, por ello, su preocupación es mantener la producción de alimentos y destinar a cultivos para biocombustible otras tierras disponibles.
Así lo manifestó el viernes a Efe el presidente de la Asociación de Ferias Internacionales de América (AFIDA), Andrés López, de Colombia, pocas horas después de ser elegido para ese cargo, en sustitución de Guido Tassini, de Venezuela.
López, que participa en el noveno Congreso de Ferias Iberoamericanas en el recinto ferial de la ciudad gallega de Orense, explicó que en los países iberoamericanos una de las prioridades es producir alimentos y desarrollar nuevos cultivos en tierras disponibles para biocombustibles, sin afectar a la seguridad alimentaria.
“Nadie se plantea sustituir la producción de alimentos por otros cultivos destinados a carburante”, agregó.
El responsable de AFIDA aludió al caso concreto de su país, donde hay normas especiales para incentivar las plantaciones de palma y caña de azúcar para elaborar alcohol carburante “aprovechando que allí las tierras son de gran tamaño y garantizando la producción alimentaria para autoconsumo y para exportar”.
En relación al resto de los países del área, López -que también preside la asociación de ferias de Colombia- dijo que hay conciencia de que hay que generar oportunidades a través del biocombustible “pero también hay responsabilidad para controlar los precios, de forma que la producción de cultivos para carburante no los h
aga subir”.
También aludió a los retos de la AFIDA y señaló que los 150 directivos reunidos en Orense quieren “fortalecer los mercados y abrir nuevas puertas para nuestros empresarios, sobre todo, en Europa”.
Para ello, los organizadores de ferias, en su mayor parte de carácter privado, tienen que asegurarse de que una ciudad presta la atención necesaria a una feria o evento expositivo “para que sus efectos mercantiles y turísticos se desplieguen totalmente”.
La AFIDA tiene 20 años de historia y su nuevo presidente considera que ante la globalización progresiva “debemos conseguir que las ferias se internacionalicen, es decir, que las nuestras participen más en las europeas y que las europeas se desplacen hasta América”.
Según López, los países iberoamericanos se centraron hasta ahora en el mercado de Estados Unidos como principal socio comercial “y dimos de lado las oportunidades con Europa, por lo que ahora es el momento de incrementar y fortalecer esos lazos y ésa es una de las reflexiones que nosotros traemos para la asamblea que celebramos en Orense”.
Los obstáculos para aumentar esos “lazos”, según el presidente recién elegido, no son geográficos sino los complejos trámites y elevados aranceles que dificultan las relaciones mercantiles.
En ese sentido, se refirió al sector agroalimentario, básico en las economías de los países iberoamericanos, para señalar que está acotado por exigencias de permisos sanitarios y trámites “a veces excesivos y que no tienen en cuenta la calidad de los productos”.


Ver comentarios