Amenaza de Putin agita ambición de tanques
Las últimas grandes batallas de tanques tuvieron lugar en la guerra de Irak en 2003, cuando el M1 Abrams de General Dynamics Corp. actuó junto a los Challenger 2 de la británica BAE Systems Plc. Bloomberg/La República
Enviar

Amenaza de Putin agita ambición de tanques

La crisis de Ucrania lleva a los gobiernos europeos a revisar el papel del arma que dominó la defensa de la Guerra Fría –el tanque de combate- en momentos en que la capacidad de las fuerzas terrestres rusas aviva temores políticos.
El costo y los beneficios bélicos de desarrollar vehículos blindados comunes para la región también podrían alentar una consolidación más allá de la fusión pendiente de la alemana Krauss-Maffei Wegmann GmbH y la francesa Nexter Systems SA, dijo Frank Haun, máximo responsable ejecutivo de KMW, fabricante del Leopard 2 de 62 toneladas.


La anexión de Crimea por parte de Vladimir Putin y la acumulación de tropas en la frontera ucraniana lleva a los países a analizar la fuerza de las brigadas blindadas, que se han reducido desde la desintegración de la Unión Soviética, dijo Haun en una entrevista en la sede de KMW en Múnich. Los países nórdicos, entre ellos Finlandia y ex estados comunistas como Polonia, se encuentran entre los que revisan su capacidad.
“Empiezan a aumentar el gasto debido a la preocupación que les genera Rusia”, dijo Haun. “Estamos en estrecho contacto con esos países, de los que ahora recibimos más visitantes”.
La demanda de gigantes de la Guerra Fría como el Leopard 2, que lanza proyectiles que pueden penetrar 56 centímetros de acero a una distancia de 2 kilómetros, declinó en Europa conforme mejoraban las relaciones con Rusia y el centro del despliegue de tanques se desplazaba de las llanuras del norte de Alemania a los desiertos de Medio Oriente. El Leopard 2 más reciente se produjo en 2009, mientras que antes se habían vendido 3.200 a 16 ejércitos de distintos países del mundo.
Las últimas grandes batallas de tanques tuvieron lugar en la guerra contra Saddam Hussein luego de la invasión de Irak de 2003, cuando el M1 Abrams de General Dynamics Corp. –del cual el ejército de los Estados Unidos recibió más de 8 mil- actuó junto a los Challenger 2 de la británica BAE Systems Plc. Ambos son los principales rivales del Leopard por el título del modelo de mejor desempeño del mundo. En los últimos tiempos, los tanques han dado muestras de su versatilidad en las montañas de Afganistán, donde Canadá usó sus Leopard 2.
Mientras el gasto en defensa en Europa central y occidental se redujo 2,4% el año pasado, a $312 mil millones, los presupuestos han empezado a reanimarse en los países que rodean Rusia y se han observado incrementos en Polonia, Finlandia, Noruega, Estonia, Letonia y Lituania, según datos que recopiló el Instituto Internacional de Investigaciones sobre la Paz de Estocolmo. El gasto militar, en cambio, siguió declinando en países como Francia, Italia, España y Holanda.
El presidente polaco, Bonislaw Komorowski, dijo la semana pasada que la crisis de Ucrania ha dado por tierra con la ilusión de que la fuerza ya no desempeña papel alguno en la política europea. La Organización del Tratado del Atlántico Norte debe estacionar tropas en su flanco oriental e interrumpir los recortes luego de que Rusia aumentara su gasto en defensa durante ocho años consecutivos, dijo en el desfile del Día del Ejército realizado en Varsovia, al que asistieron representantes militares de los Estados Unidos y Canadá.

Bloomberg


Ver comentarios