Enviar
Proyecto SpiderBot se encuentra bajo la supervisión del ITCR
Ambicioso micro-robot se construye en el Tecnológico

Dispositivo es tan pequeño que podrá manipular células humanas de manera individual

La idea de construir aparatos tan minúsculos que sean capaces de navegar dentro de un microchip o una célula humana es algo que poco a poco se aleja del mundo de la fantasía y se acerca a la realidad.
Parte de ese avance se genera ahora desde los laboratorios del Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR) como resultado del proyecto SpiderBot, el cual implica el diseño y construcción de un robot tan pequeño que medirá solamente unos cuantos milímetros.
La electrónica será el campo donde se espera estrenar el uso del dispositivo, específicamente para probar el desempeño eléctrico de los microprocesadores y hacer los arreglos del caso. Una vez afinado, se espera pueda ser utilizado en otras disciplinas, como por ejemplo, la medicina.
En este campo, el artefacto podrá ser controlado de manera remota, por lo será muy útil en cirugías y tratamientos médicos que requieren máxima precisión, como por ejemplo la inyección de sustancias a una célula específica.
Actualmente, en el desarrollo del robot participa un grupo de profesionales de las áreas de ingeniería electrónica, computación y ciencia e ingeniería de materiales. El grupo espera tener el modelo final listo para 2014.
“Lo más difícil de este aparato es el proceso de miniaturización, pues requiere gran cuidado y paciencia. Una vez finalizado el impacto que tendrá es gigante, pues está diseñado para que las partes individuales puedan trabajar de forma independiente o unirse a otros dispositivos”, afirmó Paola Vega, coordinadora del SpiderBot.
La imagen del país también se vería beneficiada con este invento, pues dará señales de que Costa Rica puede acoger sin problema la inversión en el campo de la alta tecnología, agregó Vega.
Las investigaciones se dan en parte por la colaboración de la firma Intel que aportó parte del capital para arrancar el proyecto, cuyo costo inicial fue de más de $125 mil, incluyendo el recurso humano del Instituto Tecnológico.
La empresa busca de esta manera apoyar el enlace entre industriales y universidades en una sola agenda de desarrollo.
“El desarrollo en miniaturización es un reto a nivel global. Todo es cada vez más pequeño y es importante que el país se consolide como un jugador en este campo para atraer nueva inversión”, explicó Randolph Steinvorth, gerente de Educación Superior de Intel.
“Es un gran avance para la ciencia nacional, desarrollar este tipo de productos conlleva un alto grado de sofisticación, pues las leyes de la materia se comportan diferente a niveles nanométricos”, aseguró Marta Vílchez, física que participa en el proyecto.
El SpiderBot se encuentra en una fase temprana y es el primer proyecto de micro-robótica que se da en el país. Su nombre se debe a que se desplazará por medio de ocho brazos mecánicos, lo que le daría la apariencia de una araña.

Rommel Tellez
[email protected]
Ver comentarios