Enviar

Amazon busca acortar la distancia

Tras meses de rumores, lanzó su caja de televisión, con la que enfrentará a Apple y Google. ¿Cómo es?

201404082242540.cod.jpg
Se tomaron su tiempo. Midieron los pasos. Analizaron hasta el mínimo detalle. Y tras largos meses, luego de una interminable serie de rumores, Amazon finalmente lanzó al mercado su caja para televisión. Y sorprendieron con algunas de sus características, que la distinguen por sobre la competencia.
Las cajas de televisión son dispositivos cuya principal función reside en conectar a los televisores (de alta resolución) con Internet. A través de una interfase especial, permiten que los usuarios accedan fácilmente a servicios de películas, videos o música en streaming. Apple TV y Google Chromecast son, hoy, las más conocidos, aunque Google estaría preparando un nuevo equipo al que llamaría Android TV.
A diferencia de todos ellos, el nuevo Fire TV, de Amazon, trae unas cuantas características especiales: en primer lugar, viene con un sistema de reconocimiento de voz, que permite seleccionar las películas con solo mencionarlas a viva voz (no hay que ir tipeando en incómodos teclados virtuales). Además, incluye casi todos los sistemas de streaming del momento (como Netflix, YouTube, Pandora, Hulu Plus o Watch ESPN); trae un procesador de cuatro núcleos; y funciona con una versión modificada del sistema operativo Android, lo que le permite bajar y correr juegos.
El equipo salió a la venta a $99 en Estados Unidos, el mismo precio que el Apple TV. Chromecast, de Google, más limitado en prestaciones, se vende a $35.
Con Fire TV, Amazon busca meterse definitivamente en los televisores (y en el mundo del entretenimiento): una de sus asignaturas pendientes. La empresa fundada por Jeff Bezos nació en 1994 como una tienda online de venta de libros (en papel), a los que luego le agregaron todo tipo de objetos (físicos). Sin embargo, cuando advirtieron que se venía un profundo cambio en el consumo de contenidos online, y que los mayores márgenes de ganancias ya no iban a venir por la venta de objetos, corrigieron rápidamente el rumbo. Fueron de los primeros en desarrollar un lector de libros digitales, el muy exitoso Kindle, al que luego añadieron la tableta Kindle Fire.
Hoy Amazon basa su modelo de negocio en la “venta de bits”, y por eso llegar a la pantalla del televisor resulta estratégico. Pero a diferencia del Kindle, a esta pantalla Amazon está llegando tarde. Y por eso se vieron obligados a esforzarse, y ofrecer un producto distinto para el consumidor.

Por Ricardo Braginski
[email protected]
Desde Buenos Aires, Argentina

Ver comentarios