Enviar
Productores vaticinan aumentos en tortillas, chips, leche y carnes en el mediano plazo
Alzas en el maíz presionan precios de derivados
Costo del grano suma su noveno mes de incremento en el mercado internacional

Los constantes aumentos en el precio del maíz en la Bolsa de Valores de Chicago podrían repercutir en un alza de hasta un 10% en el costo de algunos productos.
Las tortillas, chips, harina de maíz, aceite, cereales, así como la leche, carne y pollo, que requieren este grano para la preparación del alimento de los animales, podrían sufrir un ajuste de precio en un plazo no mayor a los seis meses.
El alza se daría hasta en el mediano plazo, debido a que los empresarios de la industria alimentaria aún cuentan con reservas que adquirieron con los precios antiguos.
El país actualmente importa el 80% del grano que se consume, mientras que el otro 20% lo compra de los productores nacionales.
“Cuando se trata de materias primas que no son producidas en el país, Costa Rica depende del precio internacional. En algunos casos dependiendo del nivel de competencia se le puede transferir este precio al consumidor o no”, explicó Mario Montero, director ejecutivo de Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria.
Los contratos de Chicago se negocian a futuro según la compra y demanda que esté presentando el mercado; sin embargo, en los últimos nueve meses los granos han aumentado hasta en $75 por tonelada, debido a que muchos países productores, como Brasil, han optado por utilizar el maíz para biocombustibles.
“Por el momento tenemos existencias que adquirimos anteriormente a un menor precio, sin embargo, de seguir aumentando los costos tendríamos que elevar los precios”, comentó Alvaro Víquez, gerente general de Instamasa.
Otro factor que ha afectado el costo de los granos es la flexibilización del dólar, que por estar en constante baja aumenta el costo de operación de algunos industriales.
“Ante la flexibilización monetaria del dólar, todos los cereales van al alza y creemos que se van a mantener así. En unos tres meses compramos los contratos nuevos y eso se verá reflejado en la mesa de los consumidores de tres a seis meses”, coincidió Tomás Pozuelo, presidente de Alimentos Jack's de Centroamérica S.A.
Ante esta situación los industriales que requieren el maíz como materia prima para alimentar sus animales han implementado diversas estrategias para que el precio internacional no les afecte.
Estamos importando otros productos como cascarilla de soya, grano de destilería para atenuar el efecto de los incrementos. Además se utiliza otro tipo de subproductos como la pulpa de cítricos, que es de producción local, indicó Luis Héctor Torres, director agrocomercial y de servicio al asociado, de Dos Pinos.

Fabiola Castillo
[email protected]
Ver comentarios