Logo La República

Sábado, 24 de agosto de 2019



NACIONALES


Alza en petróleo despierta nerviosismo inflacionario

Redacción La República [email protected] | Lunes 01 junio, 2009



Consumidores costarricenses son directamente afectados por el precio de los combustibles
Alza en petróleo despierta nerviosismo inflacionario
Señales de recuperación de la economía incentivaría aumentos en el crudo

Los recientes aumentos en los precios del petróleo en el mercado internacional han comenzado a despertar el nerviosismo en Costa Rica.
Esto debido a que el crudo ejerce una fuerte presión sobre los precios de los productos y los servicios a nivel local, lo cual podría incidir en un incremento en la inflación.
Las previsiones de las autoridades monetarias es que la inflación no supere el 8% al finalizar el año.
Para ello es necesario que el precio promedio anual de los hidrocarburos en el mercado internacional no sea mayor a $60 o que el precio mensual no supere $70 por barril.
No obstante, los precios del crudo en el mercado mundial han despertado de un letargo de varios meses que lo mantuvo en alrededor de $50, para llegar en las últimas semanas a estar por encima de los $60.
Ante ello, el margen de maniobra para las autoridades económicas nacionales comienza a reducirse y a generar nerviosismo.
“Esperaríamos que en lo que resta del año el barril suba lo más $9 para hacer consistente la proyección inflacionaria del 8%”, dijo Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Banco Central. En caso contrario, la meta inflacionaria difícilmente podría cumplirs
e.
Este temor podría ser una pesadilla hecha realidad si se toman varios factores en cuenta.
El primero de ellos tiene que ver con la
s proyecciones de consumo de petróleo que indican que podría aumentar este trimestre por primera vez desde 2007, de acuerdo con estadísticas que maneja el Centre for Global Energy Studies.
Además, las reservas de crudo de los Estados Unidos han caído en las últimas semanas. Esto se atribuye a una leve recuperación industrial y al aumento de consumo de combustible para operar los aparatos de calefacción con miras al invierno.
El otro factor por tomar en cuenta es económico. La recuperación tras la crisis que ha afectado a las principales economías del mundo, podría generar un mayor ímpetu p
or el consumo de combustibles, lo que generaría un efecto casi inmediato en los hidrocarburos.
“Las expectativas de que la recesión pueda estar cediendo también estarían empujando esta alza en el precio del crudo”, indicó John Lipky, primer subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional en entrevista con Bloomberg.
Las previsiones indican que la contracción económica perdería la mayor parte de su fuerza para el cuarto trimestre del año.
“La salida de la crisis se puede vislumbrar en el último trimestre, eso provoca que las expectativas de mercado tiendan a hacerse
positivas y se piense en aumentos en el nivel de consumo”, indicó Geovanny Barboza, analista del mercado petrolero.
La última vez que el petróleo experimentó altos precios fue en junio pasado, cuando rozó los $150.
“El comportamiento del petróleo continuará dependiendo de los indicadores económicos. Los datos del mercado, tales como inventario y reservas, cuotas de producción de los países de la OPEP y nivel de demanda son determinantes del precio”, dijo Carmen Monge, analista de la firma bursátil INS Puesto de Bolsa.



Daniel Chacón
[email protected]