Enviar

Alternativas de lujo

Gareth Bale y Neymar buscan protagonismo y justificar los millones que costaron}

201404142314280.a2.jpg
Neymar, a cargar con el Barcelona tras un Messi desconocido. Archivo/La República
Los dignos herederos de un pulso de otra galaxia entre Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, los jugadores llamados a convertirse en referencia de Real Madrid y Barcelona, Gareth Bale y Neymar, desean protagonismo para decidir un título y justificar el alto precio de dos fichajes llamados a marcar una época.
En su primer año en el fútbol español, Bale y Neymar aún no han llegado a cubrir las expectativas que llevaron a Real Madrid y Barcelona a realizar un gran desembolso en sus fichajes del año. En continuo crecimiento el galés. Con un inicio brillante pero atascado tras una lesión el brasileño. La final de Copa es la gran oportunidad de brillar en la que podría ser una noche mágica para alguno de estas dos estrellas.
Condenados a las comparaciones y a la vigilancia de los números, han transitado cobijados por el reclamo general que acaparan Messi y Cristiano, capitanes generales del Barça y Madrid.
El presente, con Cristiano más cerca de quedarse fuera que de jugar y Messi en su momento más gris, lo marcan las alternativas. Entran en escena Bale con su juego vertical y directo, con la portería contraria siempre en su mente y el objetivo de llegar a ella en el menor tiempo posible, con una velocidad difícil de igualar, antes de sacar a relucir su cañón o asistir.
Y Neymar, el malabarista que se recrea en cada acción. Capaz de lanzar un pulso a cualquier defensor con el regate como fiel compañero.
Bale 24 años, Neymar 22; el fichaje del galés casi alcanza las 94 millones de euros que costó Cristiano a los blancos. El del brasileño va camino de ser el más caro de la historia del Barcelona. Va por más de 86 millones de euros y costó la dimisión del presidente Sandro Rosell.
La temporada de Bale se resume en sus 19 goles, 14 en 26 partidos de Liga, cinco en nueve encuentros de Liga de Campeones, aún sin estrenarse en la Copa. Datos que hablan de la determinación de un jugador imprescindible para Carlo Ancelotti, que le ha dado confianza hasta cuando no atravesaba por su mejor momento.
Por su parte, Neymar ha dado un paso al frente alentado por el mal momento de Messi. Llega a la final de la Copa con nueve goles en los 26 partidos de Liga que ha jugado, a los que debe sumar los cuatro en la Liga de Campeones en los diez choques que participó. Otro más en la Copa del Rey más uno en la Supercopa, que valió el título. El único que marcó en los cuatro torneos. Ante la pasividad de Messi, Neymar asume su papel de esperanza.
La final de Copa será un buen momento para que estas dos figuras lancen un mensaje y hagan valer su presencia y los millones que han pagado por ellos.

Madrid/EFE

Ver comentarios