Enviar
Recorte mínimo de ¢20 mil millones demanda oposición
Alianza insiste en recortar presupuesto

Fuga de Plenario estaba prevista por Liberación para evitar cambios a plan de gastos

Viáticos, capacitaciones, alquileres, actividades protocolarias y sociales, así como los rubros de publicidad, están en la mira de los diputados de oposición para ser recortados en el presupuesto de la República para 2012.
La rebaja que pretenden las bancadas no oficialistas, afectaría el plan de gastos de 23 instituciones públicas y sería de ¢20 mil millones como mínimo.
El Ministerio de Gobernación y Policía, el Tribunal Supremo de Elecciones y el Poder Judicial, figuran entre las dependencias que serían más afectadas por los recortes.
“Estamos proponiendo al menos ¢20 mil millones en cambios como punto de partida, ya que consideramos que hay muchos rubros que podrían ser superfluos y en tiempos de crisis fiscal, hay que hacer los recortes que sean necesarios”, expresó Yolanda Acuña, diputada el Partido Acción Ciudadana.
Una vez que se logre abrir el Plenario a Comisión, los congresistas discutirían qué hacer con el dinero que se recortaría.
Una de las tesis que suenan con más fuerza es la de destinar ese dinero para amortiguar la deuda interna, en vez de la redistribución de los recursos, añade Acuña.
Hace poco más de un mes, la oposición y el Gobierno se enfrascaron en una fuerte disputa por el presupuesto estatal, sin embargo, el oficialismo logró imponerse y dictaminó el plan de gastos por ¢5,9 billones sin ningún cambio en la Comisión de Hacendarios.
Empero, el jueves anterior, los no oficialistas arremetieron nuevamente contra el presupuesto y ante la posibilidad latente de que la oposición aprobara abrir el Plenario a comisión para conocer el recorte presupuestario, los legisladores de Liberación Nacional (PLN) prefirieron romper el quórum, impidiendo de esta forma que la sesión continuara.
En caso de que la oposición continúe con sus planes, los verdiblancos amenazan con no sesionar hasta que el presupuesto se apruebe de oficio, a finales de este mes.
Si ninguno de los dos bandos cede, toda la próxima semana no habrá sesión, situación que se extendería hasta el 29 de noviembre, cuando quedaría aprobado el plan de gastos sin cambio alguno, en segundo debate, tal y como lo establece el reglamento del Congreso.
“Nosotros sabíamos que existía una alta probabilidad de que la oposición tratara de recortar el presupuesto, por lo que teníamos prevista la salida del Plenario en el momento que fuera necesario”, expresó Francisco Chacón, diputado del PLN.
Las conversaciones con la oposición se intensificarán en los próximos días, para tratar de buscarle una salida negociada al problema, añadió Chacón.
Para los oficialistas no es de recibo que el Plenario se abra a comisión, cuando se está discutiendo un informe de comisión que es negativo, tal y como sucede ahora.

Esteban Arrieta
[email protected]


Ver comentarios