Enviar

Se ha sugerido una alianza entre gobierno y comerciantes para luchar contra ilícitos que le roban al fisco el ingreso que tanto necesita, socava la inversión y el empleo empresarial y fomenta mayor criminalidad


¿Alianza entre Gobierno y comerciantes?

El tener un Estado débil aunque abultado, con controles laxos o corrompidos en algunos casos, que permitieron la formación de redes de comercio ilícito, pasa hoy una cara factura al país y al sector empresarial que opera en el margen legal.
La falta de voluntad política, hasta la fecha, para haber controlado a tiempo el problema, el haberlo soslayado, obliga ahora a medidas y estrategias que, según la propuesta expresada, deberán ser trabajos en estrecha colaboración entre el Gobierno y el sector privado.
El país está perdiendo en forma constante y alarmante, los impuestos que tanto requiere para hacerle frente al sinnúmero de necesidades de la población, y los empresarios que sí tributan deben soportar una fuerte competencia desleal por parte de quienes importan y comercializan al margen de la ley.
El contrabando, la falsificación y otros ilícitos están perjudicando la salud de la población y la economía del país.
Millones de dólares se mueven en todo el mundo en el mercado de las medicinas, tomando en cuenta el contrabando, las falsificaciones, adulteraciones y desviación de productos según la Organización Mundial de la Salud.
Especialistas en la materia de Colombia y del Reino Unido han demostrado en cifras la gravedad del problema en un foro realizado por la Cámara Costarricense – Norteamericana de Comercio.
En ese espacio, los expertos explicaron cómo en otros países debió producirse esa alianza entre Gobierno y comerciantes para luchar contra esos ilícitos que además de que le roban al fisco el ingreso que tanto necesita, socavan la inversión y el empleo empresarial y fomentan una mayor criminalidad.
Muchas preguntas son inevitables. ¿Por qué se dejó que esta realidad llegara al punto actual? ¿Cuál es la verdadera dimensión de la corrupción en este país y en el mundo?
Siempre que se carga a la sociedad de una cultura tan negativa esto se vuelve en algún momento como un bumerán que perjudica altamente a las naciones y obliga a grandes esfuerzos para cambiar.
Pareciera que esta será una más de las herencias negativas que recibirá el Gobierno próximo. Años sin hacer lo correcto en materia de contrabando. Ahora, se procurará frenarlo, pero nunca puede eliminarse en poco tiempo lo que se permitió incubar durante tanto.

 

Ver comentarios