Logo La República

Domingo, 18 de noviembre de 2018



COLUMNISTAS


Algunos Días

Humberto Pacheco [email protected] | Martes 03 mayo, 2011



TROTANDO MUNDOS
Algunos Días

Hay días en que da grima leer las noticias. Durante Semana Santa tuvimos uno de esos, leyendo periódicos viejos que se nos habían acumulado por nuestra viajadera laboral. Algunas de esas noticias ya pasaron los tres días de escándalo pero a fe que en muchos casos conservan vigencia.
Entre éstas, la de los absurdos intereses que pretenden obstruir la construcción de una muy necesaria planta hidroeléctrica que debió hacerse hace cincuenta años, cuando por primera vez la impulsó don Pepe Figueres. Un grupo de indígenas, empeñados en seguir en el oscurantismo eléctrico- y de todo tipo- se opone a su construcción (no todos porque los hay también en favor) y quiere mantener al país dentro de su oscuridad.
Para entender el error basta con ver el estado en que se encuentran esos indígenas porque no han podido valerse por si mismos, ni han buscado oportunidades de mejorar, ni tampoco las han visto venir, como en el presente caso. Sí, ya anticipamos toda clase de iras por tocar a los pobreciticos, pero es la verdad.
Talvez en el ICE se hicieron las cosas a lo tico, sin un estudio previo de estos problemas y sin una discusión que permitiera aclarar los aspectos legales y disipar los temores, pero eso es subsanable y de ninguna manera debe ser obstáculo para que este proyecto siga adelante aceleradamente. Las necesidades nacionales tienen que imponerse a los intereses de grupo, no importa cual sea ese grupo. Ahora bien, debemos asegurarnos que las personas perjudicadas sean compensadas muy adecuadamente, tomando en cuenta no solo el valor real de sus propiedades sino el daño moral.
Ni Messi ni otras estrellas argentinas jugaron y el Presidente de la Federación se deja decir que a futuro serán más cuidadosos. La monumental estafa que fue para muchos no importa. Se gastan millones en traer equipos extranjeros (en lo que estamos de acuerdo siempre que sean muy buenos), pero no invierten en un buen abogado que redacte los contratos- visto que la Federación no los tiene- quedando luego de tontos. Un caso más de incapacidad tica basada en el principio de Peter. Los argentinos todavía se están riendo a carcajadas.
Para coronarla, unos “maiceros”, sin entender que representaban a su país, se le apiñan a Messi por un autógrafo, poniendo en vergüenza la camiseta nacional que en esto hace las veces de la bandera. Y hay indiferentes a quienes les parece que no importa. Quienes lucían nuestro uniforme lo hacían representando a Costa Rica. Reivindicamos, eso si, que personas del mismo gremio pero de mucha más categoría, censuraron lo hecho.
Un ciudadano se queja de que Salud exige vacuna de fiebre amarilla a quien viaje de Sud América y la CCSS no la tiene para los que regresan. Reiteramos que es hora de que la Caja deje de ser proveedora- sumamente ineficiente por cierto- de servicios médicos y medicinas y se convierta, con un pequeño grupo de empleados bien pagados y calificados, en la recaudadora de cuotas; la que paga la cuenta negociada actuarialmente con muchos hospitales y clínicas privadas y farmacias que den el servicio (de modo que los usuarios puedan escoger), tras exigírseles una inversión cuantiosa para obtener la concesión, y la pierdan, y lo invertido, sí no dan al asegurado un servicio de primer mundo; y en una supervisora draconiana de la calidad y legitimidad de esos servicios.
Sin inversión pública en infraestructura, en medicinas, en equipos ni en monumentales planillas de empleados que se incapacitan en oleadas, sin tener nada. Imagínense el ahorro para el Estado y para los contribuyentes y la superior calidad del servicio. Los costarricenses se lo merecen.

Humberto Pacheco
[email protected]