Alfa heredaría batalla de Pacific por la producción
La petrolera estatal colombiana Ecopetrol SA, dijo en marzo que el contrato de Pacific Rubiales por su yacimiento homónimo no se extenderá más allá de junio de 2016. BLOOMBERG/LA REPÚBLICA
Enviar

Alfa heredaría batalla de Pacific por la producción

Si Alfa SAB y Harbour Energy Ltd. logran comprar Pacific Rubiales Energy Corp., también adquirirán la batalla de la exploradora petrolera por evitar una fuerte caída de la producción.
El año próximo expira un acuerdo de producción de crudo del yacimiento Rubiales del centro de Colombia y la compañía tratará de aumentar la producción en un bloque cercano llamado CPE-6. El intento ha enfrentado la declinación de los precios y la oposición de la comunidad, en la cual algunos propietarios de tierras amenazan con tratar de detener el proyecto por temor a que dañe el medio ambiente.


“No tienen nada importante aparte de esos proyectos a corto plazo”, dijo por teléfono desde Nueva York Gregory Lesko, un administrador de dinero de Deltec Asset Management LLC. “No creo que sea posible evitar una caída de la producción. La cuestión es cuánto va a caer”.
La semana pasada Alfa y Harbour ofrecieron comprar Pacific Rubiales, que se negocia en Toronto y en Bogotá, por unos 2.100 millones de dólares canadienses ($1.700 millones) luego de que el derrumbe de los precios del crudo generara pérdidas récord y aumentara el nivel de endeudamiento, lo que hace de la acción una de las de peor desempeño entre las compañías petroleras. Pacific Rubiales mantiene ahora conversaciones exclusivas con Alfa y la firma inversora en energía Harbour. Alfa, que tiene sede en San Pedro Garza García, México, quiere que una mayor actividad petrolera en su país abra la producción a la inversión extranjera.
La petrolera colombiana Ecopetrol SA, que controla el Estado, dijo en marzo que el contrato de Pacific Rubiales por su yacimiento homónimo no se extenderá más allá de junio de 2016. El mayor yacimiento de petróleo del país representa alrededor de la tercera parte de la producción de Pacific y un 11% de las reservas totales.
Sin el yacimiento Rubiales, el CPE-6 es “vital” para la compañía, dijo Lesko, que administra unos $300 millones en acciones de mercados emergentes, dado que pasarán años antes de que entren en producción posibles proyectos en México.
El gobierno otorgó en noviembre de 2013 una licencia medioambiental para el proyecto, que en la actualidad produce alrededor de 1.500 barriles por día, según una presentación de abril. La empresa productora de energía canadiense Talisman Energy Inc. tiene una participación no operativa del 50% en el bloque.
Si bien Pacific Rubiales suspendió la exploración y el desarrollo en el bloque debido a la caída de los precios, confía en la viabilidad a largo plazo del proyecto, agregó Lesko al ser consultado.
Los dueños de varias grandes propiedades en la zona dicen que los estudios sísmicos de los últimos años han provocado la erosión del suelo y afectado los manantiales.
“Antes siempre había agua, hasta en verano. Ahora se está secando”, dijo Eliceo Enciso señalando el río Tillava, que pasa por su propiedad de 7.500 hectáreas (18.500 acres). “Estos monstruos con tentáculos nunca aportan nada beneficioso para nosotros. No van a entrar”, agregó Enciso.

Bloomberg

 


Ver comentarios