Enviar
Martes 8 Diciembre, 2015

No hay un Raumdeuter en el Poder Ejecutivo que lleve la batuta de los proyectos de ley que son potenciales piedras angulares para el desarrollo del país

Alemania y Costa Rica: Cooperación financiera, cultural y ¿fiscal?

Una oportunidad de dar un paso al frente en la política fiscal de Costa Rica, se presenta al Gobierno actual en el proyecto de ley Nº 19.122.
Este proyecto contiene el texto del Convenio para Evitar la Doble Imposición (CDI) entre Costa Rica y Alemania. Pero, ¿qué oportunidad representa la aprobación de este convenio?
En primer lugar, entre las recomendaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para Costa Rica, esta sugiere al país mejorar la transparencia fiscal al suscribir más convenios para compartir información fiscal y evitar la doble imposición tributaria.
En segundo lugar, Alemania suscribiría un convenio más con Costa Rica, además de los ya existentes: de Cooperación Técnica (Ley ¬Nº 3654) suscrito en 1965, de Cooperación Financiera (Ley ¬Nº 6979) suscrito en 1984 y ratificado en 1985 (Ley Nº 7132) y el Convenio Cultural (Ley ¬Nº 6559).
En tercer lugar, este Convenio para Evitar la Doble Imposición abriría una puerta para que más inversiones alemanas se lleven a cabo en Costa Rica.
Lo anterior, inminentemente se traduce en el fortalecimiento de relaciones económicas, políticas y culturales con una de las economías más fuertes (en la actualidad) de la Unión Europea.
No es cierto que un CDI es sinónimo de evasión fiscal, mucho menos para Alemania, que (sin que sea un hecho notorio) dona parte de sus impuestos recaudados a nuestro país. Por lo tanto, esta es la oportunidad para que la Asamblea Legislativa (a falta de aprobación en segundo debate), pero en especial el Presidente, se convierta en un Raumdeuter.
Esta palabra del idioma alemán se usó popularmente por primera vez en el Mundial de Brasil 2014 para definir al futbolista Thomas Müller, y significa literalmente “el que busca/investiga el espacio”, porque en el fútbol como en la política, los espacios no siempre se dan, sino que estos deben crearse.
El tiempo es el dueño de todas las verdades. Es así como el tiempo pasa y cada día se hace más palpable la ausencia de una figura política que “busque el espacio” para dialogar en la Asamblea Legislativa, para atraer más inversión extranjera o para finalizar lo iniciado por la Administración Chinchilla Miranda, con respecto al ingreso de Costa Rica, como miembro de la OCDE.
No hay un Raumdeuter en el Poder Ejecutivo que lleve la batuta de los proyectos de ley que son potenciales piedras angulares para el desarrollo del país.
Un CDI entre Costa Rica y Alemania invitaría a empresas alemanas a invertir en Costa Rica, implementaría el intercambio automático de información fiscal entre ambos países, como el solicitado por la OCDE.
Finalmente, este CDI perfeccionaría la relación diplomática de cooperación entre ambos países (marcada por la generosidad histórica de Alemania) existente. Thomas Müller es campeón del mundo por sus hechos en la cancha, y no por sus palabras. La política en eso no es muy diferente del fútbol porque versprechen und halten ist zweierlei.

Priscilla Sánchez Conejo
Abogada tributarista