Alemania sin ofertas para sus bonos
Enviar
Alemania sin ofertas para sus bonos

Cuando se hundió el Titanic en 1912, también sus pasajeros de primera clase terminaron en el mar. El hecho de que Alemania no pudiera atraer ofertas para todos los bonos que quería vender ayer sugiere que los inversores se están volviendo más cautelosos para prestar, aun al país más digno de crédito de la eurozona.
El costo de endeudamiento de Alemania por 10 años cayó hasta un 1,64% sin precedente el 23 de septiembre en tanto los bunds, como se conoce a los bonos alemanes, ofrecían un refugio contra la crisis de la deuda soberana.
Dicha tasa superaba el miércoles el 2%, lo cual llevó la brecha con los bonos del Tesoro estadounidenses a un máximo en 30 meses de 20 puntos básicos, luego de que las ofertas en una venta de títulos reembolsables en enero de 2022 cayeran 35% y se ubicaran por debajo de los 6.000 millones de euros disponibles.

Los bunds están perdiendo la categoría de refugio que comparten con los bonos del Tesoro estadounidense conforme Alemania descarta ventas de bonos comunes para resolver la crisis de la deuda, y se opone a que el Banco Central Europeo sea el prestamista de última instancia. Ya el 10 de noviembre, los bunds rendían 28 puntos básicos menos que la deuda estadounidense.
“El Titanic y la moneda única no pueden continuar en su forma actual”, dijo Stuart Thomson, quien colabora en la gestión de unos $121.000 millones en Ignis Asset Management en Glasgow. “La seguridad está en otro barco, RMS Political Union (aludiendo a RMS -Royal Mail Steamship- Titanic), que asoma en el horizonte. Habrá que ver si los pasajeros de tercera clase de las economías periféricas y los pasajeros de segunda clase de los semi-centrales están dispuestos a abandonar su actual transatlántico de lujo por su vapor volandero repleto”.
En octubre, una cumbre de líderes europeos que se prolongó toda la noche no bastó para calmar a los inversores después de producir una promesa de reducir la deuda de Grecia, recapitalizar los bancos y reforzar el fondo de rescate de la región.
El ex primer ministro George Papandreou asustó a los mercados convocando a una votación nacional por un acuerdo para rescatar al país, una propuesta que luego retiró.
Alemania se opone a un plan que recaude dinero para los países endeudados emitiendo bonos conjuntos de la eurozona porque con ese programa probablemente perdería su calificación máxima AAA. También quiere tener un presupuesto más integrado para controlar el gasto en toda la región y así evitar futuras crisis de la deuda.
El miércoles los bunds también rindieron más que los bonos soberanos a 10 años del Reino Unido por primera vez desde marzo de 2009.
“Hasta hace unas pocas semanas, a los clientes les resultaba bastante fácil justificar una inversión en bonos”, dijo Jim Reid, estratego de inversión global en Deutsche Bank AG de Londres. “Estamos llegando al punto en que Alemania tiene que asumir un compromiso fuerte o ya no será así. El mercado tal vez no esté dispuesto a asumir ese riesgo con estos rendimientos”.
Los rendimientos están subiendo conforme la incapacidad de poner fin a la crisis alimenta la especulación respecto de que la unión monetaria de 12 años colapsará bajo el peso de la austeridad y la recesión.
Los bonos alemanes aumentaron 1% este mes hasta el 22 de noviembre, igual que los bonos del Tesoro estadounidense.

Bloomberg

Ver comentarios