Alemania presiona a Deutsche Bank para que avance con reformas
Logotipo de Deutsche Bank en las afueras de uno de sus bancos. Bloomberg/La República
Enviar

Alemania quiere ver una resolución rápida entre Deutsche Bank y el gobierno estadounidense por una multa relativa a títulos respaldados por hipotecas de manera que el banco pueda concentrarse en redefinir su modelo de negocio, según funcionarios de la administración de la canciller Angela Merkel.

El banco más grande de Alemania debe avanzar con medidas como recortes de empleos, un desplazamiento hacia la banca online y cierre de sucursales como parte de una estrategia que permita a los bancos del país hacer frente a los cambios normativos y las tasas de interés bajas, dijo un funcionario. Resolver el caso estadounidense daría margen para llevar adelante este proceso, dijo otro funcionario. Ambos pidieron no ser identificados dado que no están autorizados a hablar con los medios. El ministerio de Finanzas alemán se negó a hacer declaraciones.
“En cuanto Deutsche Bank resuelva el problema con los estadounidenses, podrá concentrarse nuevamente en sus tareas inmediatas”, dijo en una entrevista Michael Fuchs, jefe parlamentario adjunto del bloque liderado por los demócratas cristianos de Merkel. La consolidación está en marcha y “la dirección del banco necesita tiempo” para corregir los errores cometidos a lo largo de “diez años o más”, dijo.
Si bien el gobierno de Merkel dice no estar interviniendo para rebajar la multa propuesta de $14 mil millones en las negociaciones de Deutsche Bank con el departamento de Justicia estadounidense, estos comentarios reflejan el temor en Berlín de que el banco con sede en Fráncfort esté actuando con demasiada lentitud para restaurar la confianza después de que las acciones de la compañía cayeron hasta un mínimo récord en septiembre.
En tanto el gobierno mantiene la distancia en público, diciendo que los problemas del banco deben ser resueltos por su junta directiva, las cuestiones políticas en un año de elecciones suman un incentivo para que los funcionarios empujen a Deutsche Bank a poner la casa en orden.
El regulador del mercado de Alemania, conocido como Bafin, está incrementando la presión para implementar reformas en la banca. Felix Hufeld, el responsable del organismo, dijo que hay supervisores monitoreando si los bancos alemanes “examinan sus modelos de negocio”. En un entorno de tasas bajas, las entidades no pueden seguir confiando en los ingresos netos de intereses “y los coeficientes costos/ingresos deben bajar significativamente en Alemania”, dijo en un discurso el mes pasado en Berlín.
El máximo responsable de Deutsche Bank, John Cryan, calificó 2016 como un año pico en materia de reestructuración en tanto se esfuerza por eliminar miles de empleos y reduce activos de riesgo en un intento de volver a ganar la aprobación tanto de los reguladores como de los inversores. Las negociaciones entre Deutsche Bank y el Departamento de Justicia continúan luego de que la semana pasada las discusiones en Washington no derivara en un acuerdo, según personas al tanto de la situación. Cryan espera que Estados Unidos reduzca la solicitud inicial, dijo.

Ver comentarios