Logo La República

Jueves, 29 de octubre de 2020



ESPECIAL REUNIFICACIÓN ALEMANIA 2020


“Alemania unida: diversa – otra vez al lado de América Latina”

Redacción La República [email protected] | Viernes 02 octubre, 2020

Barbara Göbel,
Barbara Göbel, directora Instituto Iberoamericano de Berlín. Cortesía Embajada de Alemania/La República.


“Deutschland ist eins: vieles” – “Alemania unida: diversa” es el lema oficial de los festejos vinculados a la revolución pacífica y el trigésimo aniversario de la reunificación alemana.

El lema enfatiza la unidad, teniendo en cuenta la diversidad.

De esta manera refleja el complejo y conflictivo aprendizaje social de las últimas décadas de una convivialidad. Con la caída del muro de Berlín, Alemania no solamente tuvo que trascender fronteras sociales, económicas y culturales internas, sino que también se reconfiguró como país de inmigrantes, con pluralidad lingüística, identidades diversas y ciudadanías múltiples en un mundo caracterizado por crecientes entrelazamientos globales.

Mientras que en 1990 el PIB por habitante de los llamados nuevos Estados miembros de la República Federal de Alemania: Mecklemburgo-Pomerania, Brandenburgo, Berlín, Sajonia-Anhalt, Turingia, Sajonia correspondía solo a un 37 % del PIB por habitante en Alemania occidental, éste porcentaje subió al 79,1% en el 2019.

Un 61% de los ciudadanos provenientes de Alemania oriental afirman que tienen un mejor bienestar material que antes de la reunificación.

Sin embargo, la tasa de desocupación sigue siendo más alta en el este que en el oeste y los ingresos siguen siendo más bajos allí que en los llamados viejos Länder (estados de Schleswig Holstein, Hamburgo, Bremen, Baja Sajonia, Renania del Norte Westfalia, Hesse, Renania Palatina, Sarre, Baviera y Baden Wurtemberg).

Alemania oriental tiene menos superficie y menos población que Alemania occidental, una estructura predominantemente rural y una densidad urbana relativamente baja, con la excepción de Berlín.

La caída del muro y la desarticulación completa de la matriz económica pre-existente desencadenó después de la reunificación el abandono de unas 3,7 millones de personas de Alemania del Este.

Pasada la euforia, al inicio para muchos la reunificación fue sinónimo de desempleo y sensación de inseguridad.

A pesar de que estos movimientos poblaciones se han parado y hasta se han reinvertido, las economías del este y del oeste de Alemania no se han equiparado todavía.

Después de 30 años la reunificación no se ha completado todavía.

Más bien comienza un proceso de reflexión histórica más amplio.

Las diferencias visibles son mucho menores, pero es necesario emprender un amplio trabajo social colectivo sobre el proceso de reunificación y sus ambigüedades que permita recuperar a las rupturas, la diversidad de las experiencias biográficas y dar cuenta de las diferentes prácticas culturales de memorización.

Nuevos foros de debate y intercambios son importantes, para articular perspectivas biográficas, visibilizar experiencias subjetivas, y proveer de esta manera una nueva mirada diferenciada al complejo proceso. “Alemania unida: diversa” es entonces un lema adecuado para los festejos del trigésimo aniversario de la reunificación alemana.

¿Qué significó la reunificación alemana para Ameríca Latina?

Los países latinoamericanos mantuvieron relaciones diplomáticas, comerciales, de intercambio científico y cultural tanto con la República Federal de Alemania como con la República Democrática Alemana, aunque dependiendo de su posicionamiento en el mundo bipolar de la Guerra Fría, enfatizaban un vínculo sobre el otro.

Existían en ambos países redes de solidaridad con América Latina y estrechos lazos de cooperación entre organizaciones y partidos de izquierda. “Ambas Alemanias” acogieron, por ejemplo, un gran número de exiliados chilenos después del golpe militar de Augusto Pinochet.

En general, los latinoamericanos se podían mover libremente tanto entre la RFA y la RDA como entre Berlín oriental y Berlín. Sus testimonios documentales, artísticos y literarios son importantes, ya que trascienden los imaginarios establecidos en Alemania y ofrecen una mirada más diferenciada.

El proceso de reunificación de Alemania a partir de 1990 coincide con lo que se denominó la década

pérdida en muchos países latinoamericanos, marcada por políticas económicas neoliberales, crisis sociales y políticas de ajuste. Para América Latina Alemania perdió en esta década en importancia; otros países europeos ganarón en protagonismo.


El foco estratégico de Alemania giró después de la caída del muro y la disolución de la Unión Soviética hacia Europa del Este y las economías asiáticas emergentes. Concomitantemente, en el paisaje científi co y cultural alemán, todas las instituciones vinculadas a América Latina entraron en crisis, incluyendo el Ibero-AmerikanischesInstitut en Berlín.

No solamente se desarticularon los centros especializados en estudios latinoamericanos de la antigua RDAcomo, por ejemplo, en la Universidad de Rostock, sino que se debilitaron en la RFA estructuras establecidas de cooperación con América Latina a favor de los nuevos focos regionales estratégicos. Fue un esfuerzo conjunto de redes institucionales científicas y culturales tanto en Alemania como en América Latina que permitió revertir a esta situación.

Las nuevas estrategías políticas del gobierno alemán permitieron las circunstancias para lograr a recuperar el terreno, reconfirmado en la Estrategia para Latinoamérica de mayo 2019, cuando el presidente de Costa Rica visitó Alemania. Uno de los mensajes centrales de este proceso es que las relaciones entre Alemania y América Latina se caracterizan por su estabilidad y su diversidad. Se trata de un intercambio estable que se desarrolla al mismo nivel y en el cual cada lado puede aprender del otro. Así, por ejemplo, la sociedad alemana debería tener en cuenta de manera más amplia las distintas perspectivas latinoamericanas sobre el proceso de reunificación de Alemania.


MÁS SOBRE ELLA

• Es Directora del IberoAmerikanischesInstitut (IAI, Instituto Ibero-Americano) Berlín (Alemania)

• Profesora de antropología de la Freie Universität Berlin.

• En el IAI tiene un rol importante para la cooperación científi ca y cultural entre Alemania y Ameríca Latina y el Caribe.

• Combina bajo un mismo techo un centro de investigación, un centro cultural y un centro de información, siendo su biblioteca una de las más grandes del mundo sobre América Latina y el Caribe.

www.iai.spk-berlin.de






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.