Alajuelense lastima pero no ejecuta
José Guillermo Ortiz fue de los pocos que se salieron del esquema e intentaron taladrar la zaga herediana. Imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Los manudos ya no saben qué más hacer para ganarle un partido a un club grande, Farinha modificó su esquema para ser aún más ofensivo en ataque pero las ansias hicieron ver al equipo un tanto desordenado al acercarse al área rival.

El timonel manudo fue enfático en decir que el cambio de juego podía ser positivo, la fórmula no fue efectiva en la temporada regular pero pareciera que la poción no la ha podido perfeccionar.

Nuevamente Alajuelense jugó un buen partido y hasta pudo merecer algo más, pero esto no cuenta en el fútbol, lo cierto es que la desesperación se apodera de los mismos jugadores y afición que sienten la impotencia de ver cómo sus rivales directos al título, Herediano y Saprissa, se adelantan en el esprint final.

“El partido fue muy bueno, tuvimos mayores opciones de finalización para poder anotar. Herediano vino a defender el resultado del 0-0, y se defendió bien. Creamos muchas opciones que pensamos que terminaría en gol y nos faltó un gol para lograr los tres puntos”, afirmó Guilherme Farinha, técnico rojinegro.

Y nuevamente la historia se repite, los erizos no logran vencer a un grande ni en casa ni como visitante. Ante Herediano suman un empate y dos derrotas. Dos de esos encuentros los jugaron en casa.

Ante Saprissa acumulan dos derrotas y mañana jugarán un duelo a muerte en el Clásico Nacional en la Cueva.

“Nosotros naturalmente hablamos de sistema, nosotros pensábamos ganar el partido y los tres puntos. Los jugadores saben que pueden ganarles a los grandes, no ganamos el partido porque una vez más un pequeño porcentaje del juego que se llama suerte no estuvo con nosotros, porque nosotros hicimos todo para ganar”, añadió Farinha.

Así como en la Hexagonal rumbo a Rusia 2018, lo importante en estos duelos es sacar todos los puntos en casa y rasguñar afuera. Los manudos ya dejaron ir las primera unidades en el Morera Soto y todavía tienen que recibir a Saprissa.

Además, la victoria de Saprissa visitando a Santos, obliga a los otros dos a sacar la misma cantidad de puntos al jugar contra los guapileños, aunque pareciera que esta faena no será tan complicada por el bajísimo rendimiento de un endeble Santos.

El clásico tendrá un condimento especial debido a la necesidad manuda de sacar algún punto del Ricardo Saprissa que ha sido un fortín morado.

Ver comentarios