Logo La República

Domingo, 29 de noviembre de 2020



FORO DE LECTORES


¿Al borde de la III crisis petrolera?

Marlon Salazar Herrera [email protected] | Martes 31 marzo, 2020

XX

La economía mundial ha experimentado, en sentido estricto, dos importantes crisis del petróleo. La primera y más conocida se remonta a octubre de 1973, cuando la Organización de Países Árabes Exportadores de Petróleo suspende la exportación del crudo a los países que habían apoyado a Israel durante la guerra Yom Kipur, lo que provocó el aumento drástico de 3 a 12 dólares del precio del barril (159 litros). La segunda crisis, tuvo lugar en 1979, como consecuencia principalmente de la Revolución Islámica Iraní, que generó la subida del valor del barril de14 a 38 dólares. En ambas, existió un factor común: el aumento radical de los precios del hidrocarburo.

En la actualidad, el mundo se ve amenazado por lo que podría ser la 3.ª crisis petrolera, luego de que el pasado 9 de marzo, se desplomaron los precios del petróleo hasta 30%, lo que representa la mayor disminución del valor en un día desde la Guerra del Golfo en 1991. A inicios del presente año el precio del barril Brent, de referencia en Europa, se negociaba a $68, mientras que el 27 de marzo continuó el descenso, cerrando a $24,78, es decir un 64% menos en comparación con el primer bimestre del 2020.

Paradójicamente la caída extrema de los precios del crudo no tiene como causa directa la pandemia del coronavirus, sino que responde a las medidas tomadas por Arabia Saudí y Rusia para expulsar del mercado al mayor productor de petróleo y gas del mundo: ¡Estados Unidos de América!

El desplome del 9 de marzo se comenzó a materializar el viernes 6, con el rompimiento de la alianza entre la OPEP y Rusia, tras la negativa de este último a recortar la oferta, y las posteriores declaraciones de Arabia Saudí en cuanto a un aumento de la producción a partir de abril. Lo que crearía un importante desequilibrio en los ritmos de desarrollo de la oferta y demanda, ya de por sí golpeados por el impacto del coronavirus.

El desencuentro entre Moscú y Riad lejos de ser una simple guerra de precios entre sí, es un nuevo intento por golpear severamente a su mayor competidor en el mercado petrolero. Los saudíes ya lo habían intentado en el 2014- 2016.

EE. UU es el mayor productor de petróleo y gas en el mundo, de sus yacimientos se extraen actualmente 13 millones de barriles de crudo por día, según datos de la Administración de Información Energética (EIA en inglés), lo que lo posiciona por encima de Arabia Saudí, cuya explotación actual es tan solo de 9,7 millones de barriles diarios. En septiembre de 2019, el país norteamericano logró por primera vez en su historia exportar más crudo de lo que importó. En el año 2012 había logrado ya convertirse en el mayor productor de gas, superando a Rusia.

La masiva extracción de hidrocarburos en Estados Unidos, que lo convierte en el mayor productor, está directamente relacionada con el desarrollo de la técnica del fracking (fracturación hidráulica), la cual les permitió a las empresas americanas a finales de la década del 90, empezar a explotar sus yacimientos no convencionales, donde se encuentra en enormes cantidades el petróleo de lutitas (shale oil en inglés), y el gas de lutitas (shale gas). Según la EIA un 60% de la producción petrolera estadounidense total procede de los yacimientos no convencionales, y por tanto extraídos a través de esta técnica.

De acuerdo con los expertos, estos hidrocarburos no convencionales son gotas de petróleo y gas atrapadas en capas de rocas de baja o nula permeabilidad, ubicada a gran profundidad, entre mil y 5 mil metros. Por lo que, para poder liberar estas gotas de hidrocarburos, se emplea la técnica del fracking, la cual consiste en la inyección de grandes cantidades de agua mezclada con arena y una gran variedad de agentes químicos que permiten fracturar la roca, para que el hidrocarburo fluya. Técnica que no es necesario utilizar en la extracción de hidrocarburos convencionales.

El proceso de fracking, tiene 2 desventajas: la primera es el alto costo económico para lograr su producción, en comparación con la explotación convencional, según datos del Deutsche Bank los productores de crudo con fracking necesitan un precio promedio de $60 por barril para operar de manera rentable. La segunda tiene que ver con el impacto ambiental que supone, principalmente por la contaminación de mantos acuíferos y alta emisión de metano.

La extracción por medio de la fracturación hidráulica representa para los EE.UU, no solo ganancias económicas y seguridad energética, sino que además, tiene trascendentales consecuencias geopolíticas. El fracking le ha permitido una independencia de los países extractores de crudo del medio oriente, y con ello su interés militar en la zona ha decaído. Lo que explica, en parte, el progresivo retiro de sus fuerzas militares del norte de Siria y ahora de Afganistán.

Sin embargo, según analistas económicos del Süddeutsche Zeitung, de mantenerse los precios del barril de petróleo por debajo de los $30, se producirían efectos catastróficos para la industria petrolera estadounidense, ya de por sí muy endeudada desde la crisis del 2007, y consecuentemente para el sector financiero.

Costa Rica, depende esencialmente del petróleo estadounidense.

De conformidad con datos de la Dirección de Comercio Internacional de Hidrocarburos de RECOPE, nuestro país importó de EE. UU por año, desde el 2010 y hasta el 2019, entre el 80 y 90% de todos los hidrocarburos que acá se consumieron. En el último año, de 22.178.649 barriles de hidrocarburos importados en total, 18.521.802 barriles procedían de la industria petrolera del fracking, es decir un 84%.

¿Estaremos al borde de la III crisis petrolera, provocada esta vez, no por el aumento, sino por la caída drástica de los precios del petróleo?

¿Cuáles implicaciones tendría esta en el marco de una posible recesión y desaceleración económica mundial fruto del coronavirus?

¿Qué consecuencias económicas supondría para Costa Rica una posible crisis de la industria petrolera estadounidense, de donde se importa cerca del 90% de los hidrocarburos que consumimos?






© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.