Enviar
Ajuste de precios a conveniencia


La calidad de vida de la familia costarricense ha bajado notablemente y por ello la gente le pasa hoy la factura a la administración Arias Sánchez.
Hay razón para ello. El descontento nacional nace de la gran inseguridad en que vive la población, que es violentamente asaltada tanto en la vía pública como en sus hogares para ser despojada de sus bienes materiales y sufre todo tipo de agresiones, desde las emocionales hasta las físicas, que en ocasiones llegan a la muerte de los asaltados o de sus familiares.
La situación se agrava cada día porque además los delincuentes gozan en muchos casos de impunidad.
Por otra parte, el aumento en el costo de la vida afecta a todos, pero principalmente a la clases baja y media. Una de las causas de esta situación es la escalada internacional de los precios del petróleo. No obstante, en momentos como el actual en que el crudo bajó considerablemente para el resto del mundo, para los costarricenses no ha significado ningún alivio, como debería, porque el método establecido para realizar los ajustes no lo permite.
Basta un ejemplo para comprender lo que ocurre en el país. En el caso de Nicaragua es posible actualizar los costos de los combustibles cada semana, mientras en Costa Rica estas fijaciones son mensuales. Ese es el tiempo que se lleva la burocracia para ejecutar los pasos que la regulación indica al respecto.
Es indudable que, entre muchas otras medidas que urgen para aliviar la estresante situación de la población, está la urgencia de establecer una fórmula de ajuste automático que permita bajar el precio de los combustibles al interior cuando esto ocurra en el resto del mundo.
Ni que decir de la urgencia de tomar en serio la necesidad de restablecerle a la población la paz a la que tiene derecho dotando al país de una policía profesional y altamente eficaz.
Si Costa Rica entró en la disfunción de permitir un grave deterioro de ciertas áreas como la infraestructura, la seguridad o la salud (Caja Costarricense de Seguro Social con citas a meses o años plazo) entre otras, eso no quiere decir que la situación pueda soslayarse y prolongarse más.
El deterioro debe revertirse no solo porque afecta negativamente a la actual administración del presidente Arias, sino porque los costarricenses no parecen estar ya dispuestos a continuar soportándolo.
Ver comentarios