¡Ahora sí hay castigos!
La actitud de la afición de Cartaginés contra Waylon Francis provocó que la Fedefútbol impusiera fuertes castigos. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

¡Ahora sí hay castigos!

La Fedefútbol modificó el reglamento disciplinario en lo referente a actos racistas

 

O se paran las manifestaciones racistas en los estadios del fútbol de Costa Rica o los clubes se verán en problemas económicos y deportivos a partir de este momento, luego de que el Comité Ejecutivo de la Federación Costarricense de fútbol (Fedefútbol) reformara el artículo 55 de su Código Disciplinario.
El miércoles los federativos debatieron por largo periodo acerca de lo que sucedió el fin de semana, sobre todo en el Estadio “Fello” Meza, donde aficionados del Cartaginés emitieron frases racistas contra el jugador del Herediano Waylon Francis.
Eduardo Li, presidente de la Fedefútbol, expresó en conferencia de prensa que se debe hacer una campaña para erradicar todo acto racista, pero que a la par de eso deben haber castigos para quien no actúe como corresponde.
“No vamos a tolerar más actos de racismo ni ofensas, existe una reglamentación clara en cuanto a este tema y la vamos a aplicar con todo el peso de la ley”, dijo Li, quien dejó claro que desde ayer mismo se aplica la nueva reglamentación.
Los artículos que se modificaron fueron el 47 y el 55 del Código Disciplinario, que son los dos que hacen referencia a la discriminación por parte de los seguidores de un club cuando manifiesten actitudes de discriminación, sean gestos, ruidos o palabras.
El ente rector del balompié reglamentó en cinco puntos cómo proceder cada vez que se vean estos problemas, ya sea en la Primera División o en la Liga de Ascenso.
La primera vez queda como está en la actualidad y es la sanción económica con una multa de ¢500 mil para el equipo infractor. La segunda ocasión el club deberá jugar a puerta cerrada su próximo partido en casa.
Si se llega a presentar un tercer acto, el infractor perderá un total de seis unidades del total de puntos acumulados en el campeonato y si se presenta la cuarta ocasión se le castigará con el descenso inmediato a la Liga de Ascenso.
Si en esa liga, en el mismo año se presenta otro acto de racismo, se le excluirá de la competición.
Ahora, los aficionados, en caso de ser identificados, a partir de ahora, aparte de los castigos de ley que puedan sufrir, también fueron incluidos en este reglamento, para impedirles el ingreso a los estadios.
“… será sancionado la primera vez con suspensión de la actividad relacionada con el fútbol que desempeñe, por un mínimo de ocho partidos y se le prohibirá el acceso al estadio por la misma cantidad de partidos, la segunda vez será sancionado con suspensión por un año y se le prohibirá el acceso al estadio por el mismo periodo y la tercera y siguientes veces será sancionado por dos años y se le prohibirá el acceso al estadio por el mismo periodo”, reza el artículo.
Eduardo Li dijo que se podrá exonerar una única vez de esta sanción al club que demuestre de forma inmediata que ejerció las medidas necesarias para detener la conducta infractora.
En el caso de las ofensas a Víctor Bolívar estas no son consideradas como racismo, sino como daño a la moral y para eso existe otra reglamentación.

Cristian Williams
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios