Enviar
Actualmente es prohibido pescar en parques nacionales marítimos
Aguas protegidas en peligro
La diputada Agnes Gómez presentó el proyecto

Una iniciativa pretende levantar las limitaciones que hoy evitan la pesca en los parques nacionales marítimos, protegidos por el Sistema Nacional de Areas de Conservación.
La ley actual limita la pesca de todo tipo, en parques nacionales, reservas biológicas y cualquier otra área, cuya riqueza para los ecosistemas esté protegida.
Sin embargo, la propuesta abriría la puerta para que la pesca sea posible en esas áreas.
El plan fue introducido al Congreso por la diputada liberacionista Agnes Gómez, y es valorada por una subcomisión especial investigadora de la provincia de Puntarenas.
“El texto presentado en mayo se limita a permitir que los pescadores artesanales pesquen en aguas de los parques nacionales ubicados en el continente, y no en las islas”, dijo Gómez.
Los cinco diputados de la provincia puntarenense están seguros de que las autoridades de Ambiente están en capacidad de supervisar que esa actividad se lleve a cabo dentro del marco legal adecuado, y que no haya excesos, agregó Gómez.
No obstante, varios grupos consideran que la propuesta es un desacierto.
“Permitir la pesca comercial o cualquier otro tipo de actividad extractiva en parques nacionales contraviene lo dispuesto en el artículo 50 de la Constitución Política, y el Capítulo XVII del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana, en tanto representa una disminución en el nivel de protección ambiental que actualmente gozan nuestras áreas silvestres protegidas”, expresó la directora nacional de Fundación MarViva, Patricia Vega.
Los parques nacionales marinos sirven de refugio para la reproducción de especies, que luego migran a otros lugares.
Adicionalmente, significan una gran fuente de ingresos económicos directos e indirectos para las zonas costeras y el país en general por concepto de turismo.
“Si bien algunas zonas podrían abrirse a la pesca, como en Santa Rosa, que protege 12 millas desde Santa Elena, esto podría significar que se abra un portillo a los pesqueros para hacer un daño que sería irreparable”, dijo Freddy Pacheco, biólogo de la Universidad Nacional.

Ernesto Villalobos
[email protected]
Ver comentarios