Agua no estará libre de arsénico hasta junio
Tener equipo para la limpieza del agua en algunas comunidades de la Zona Norte permitirá llevarla tras cuatro años de espera. Esteban Monge/La República
Enviar

Más 10 mil personas de la Zona Norte deben esperar por potabilidad del líquido

Agua no estará libre de arsénico hasta junio

AyA argumenta que solo queda por regular un 27,2%

Más de 10 mil personas de la Zona Norte deben esperar seis meses más por recibir agua potable en sus casas. Estas personas aguardan desde hace cuatro años a que el Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA) solucione el problema.
La institución anunció la selección de la empresa que realizará los trabajos de limpieza, al tiempo que reconoció que demorará al menos hasta junio para llevar tranquilidad a las seis comunidades afectadas.


Un total de 38.678 personas estuvieron en riesgo por consumir aguas servidas por sistemas ubicados en Guanacaste y en el sector norte de Alajuela, debido a que las cantidades de arsénico superaban el límite en el líquido.
A la fecha queda pendiente resolver el problema a 10.526 personas, lo que corresponde a un 27,2%, argumentó Luis Carlos Vargas, director de investigación de AyA.
“Las personas que consumen agua con arsénico son solo aquellas que no respetan las instrucciones de no preparar alimentos, ni beber agua del tubo. Esa agua sí se puede utilizar para los otros usos de limpieza del hogar”, añadió Vargas.
Entre junio y noviembre de 2013, AyA entregó 42 millones de litros de agua, casa por casa para beber y preparar alimentos en 14 comunidades en riesgo en un inicio, debido a que sus acueductos presentaban niveles de arsénico por sobre la norma nacional, es decir 10 microgramos por litro.
La empresa Turbina, encargada de los trabajos de limpieza debe presentar en un mes los diseños finales, los planos y cronogramas de labores.
Una vez concluidos tiene cuatro meses para construir las obras e instalar los equipos más 15 días adicionales para iniciar operaciones para posteriormente aplicar pruebas y demostrar que el agua cumple con los indicadores de consumo humano.
“AyA realiza otras obras y mejoras que concluirán en el primer semestre de 2014, para resolver la situación”, indicó Vargas.
Desde 2009, se determina la presencia de arsénico en diversos sistemas de agua. Algunas de las medidas se adoptaron ese año y otras más recientes en el primer semestre de 2013.
Las comunidades afectadas son Bebedero de Cañas, Quintas Don Miguel, Falconiana y Agua Caliente-Montenegro de Bagaces, Santa Cecilia del Amparo, y Cristo Rey de Los Chiles.
A mediados del año anterior, la Sala IV ordenó al Ministerio de Salud y al AyA determinar las causas de la contaminación y suministrar agua potable de inmediato.
La exposición prolongada al arsénico a través del consumo de agua y alimentos contaminados puede causar cáncer y lesiones cutáneas, así como problemas cardiacos, según la Organización Mundial de la Salud.
Los afectados que acudieron ante los magistrados señalaron que era necesaria una respuesta inmediata por parte de AyA.
Los vecinos de la zona denunciaron el caso ante la Sala IV al no recibir respuesta de otras autoridades con el paso del tiempo, a pesar de que AyA dice lo contrario.
De momento, se desconoce si algunas de las personas que consumieron el líquido resultaron con alguna enfermedad, pese a que un grupo de ellos responsabiliza al agua con arsénico.
Hasta ahora no existen estudios que demuestren que hubo contaminación con arsénico en otras partes del país.
El AyA mantendrá la entrega de agua embotellada en las comunidades afectadas, mientras se resuelve el problema.

María Siu Lanzas
[email protected]
@La_Republica


Ver comentarios