Enviar
Agroquímicos no bajan pese a caída del crudo

• Agilizar el proceso de registro de genéricos y regular el mercado serían algunas de las medidas propuestas para apaciguar alzas


Natasha Cambronero
[email protected]

El costo de los agroquímicos sigue siendo el dolor de cabeza de los agricultores, a cuyos bolsillos la presión no da tregua.
Pese al desplome que ha tenido el precio del petróleo a nivel internacional (cerró este viernes en $71,8) el valor de los fertilizantes no baja.
La dependencia de las importaciones de agroquímicos, nacida de la poca producción nacional, sería la causa de que las rebajas no se reflejen, pues en los mercados internacionales no ha habido una rebaja significativa.
En julio pasado el precio promedio de estos insumos agrícolas en el país fue de ¢23 mil el saco de 45 kilos y actualmente se encuentra en ¢27 mil, según datos del Consejo Nacional de la Producción (CNP).
Otro de los factores que estaría incidiendo es la sobredemanda mundial impulsada por China e India.
“No hay cultivo en Costa Rica que pague el precio de la tierra, de continuar los costos de producción altos, el futuro es incierto”, aseguró Ronald Peters, director general del Instituto del Café de Costa Rica (ICAFE).
En este sentido los más afectados son los pequeños agricultores, a quienes los incrementos están asfixiando.
“Los precios en los agroquímicos están generando apatía en los pequeños productores, los costos de producción no nos dan tregua”, dijo Guido Vargas, secretario general de la Unión Nacional de Pequeños y Medianos Agricultores (Upanacional).
Los altos precios del transporte marítimo también han incidido en que las rebajas en los fertilizantes no lleguen al país. En 2007 el costo de un flete de una tonelada costaba $22 y a principios de año alcanzó los $65.
“Costa Rica no es un productor de fertilizantes y agroquímicos, por lo que tiene que importarlos en su mayoría, los costos de transportes han subido estrepitosamente y esto ha afectado, de continuar el petróleo bajando, la tendencia sería que también bajen estas mercancías”, afirmó José Pablo Sánchez, asesor legal de la Cámara de Insumos Agropecuarios.
Las estimaciones establecen que una rebaja se podría presentar hasta el próximo año, cuando se acaben los inventarios existentes y el país pueda importar fertilizantes y agroquímicos a un menor precio.
“Todavía siguen incidiendo la sobredemanda y los inventarios que quedan en el país con alto costo”, aseveró Renzo Céspedes, economista y vicepresidente de la Cámara de Productores de Agroquímicos Genéricos.
Similar apreciación tiene Fernando Alvarado, gerente general de la empresa Agroquímica Industrial Rimac; no obstante, asegura que el golpe hubiera sido menor en el país si existiera un mejor registro de genéricos.
La Asamblea Legislativa estudia un plan que pretende agilizar el proceso de registro de genéricos y regular el mercado.



Ver comentarios