Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



NACIONALES


Agricultores damnificados en el olvido

Ernesto Villalobos [email protected] | Miércoles 11 mayo, 2011



De $53 millones en pérdidas, el Gobierno giró “ayudas” por $960 mil
Agricultores damnificados en el olvido
Lluvias ya se acercan y ayudas prometidas no se concretaron

Como quien intenta solucionar sus problemas metiéndolos en un cajón, el Gobierno engavetó los padecimientos de los agricultores nacionales, golpeados por las inclemencias del tiempo en 2010.
A pesar de que a finales del año pasado se había identificado a los posibles beneficiarios de una estrategia de ayuda al agro, a la fecha el sector no sabe qué sucedió con la ayuda prometida.
Solo a manos de las tormentas Nicole y Tomás, el sector agropecuario perdió unos $53 millones.
En respuesta, a principios de diciembre, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), anunció tres programas de asistencia, dirigidos a la porción más golpeada, de los 12 mil productores afectados.
El plan de asistencia a corto plazo constaba de un programa de ayuda directa trimestral que garantizaba un desembolso de ¢180 mil mensuales por familia, otro para rehabilitar las fincas destruidas y finalmente un plan que permitiera controlar el “ojo de gallo”; plaga específica del café.
En total el Gobierno destinaría unos ¢9 mil millones provenientes en su mayoría de la Comisión Nacional de Emergencias y de fondos girados por el Ministerio de Trabajo a la atención de los principales afectados por el mal tiempo, contra los ¢27.300 millones que se llevaron las aguas.
El único de los esfuerzos ejecutado, fue el primer monto mensual (por ¢180 mil, por familia), que ni siquiera cubrió a los 5.500 afectados, sino que se quedó en 2.689 productores.
Esa ayuda totalizó $960 mil.
“Yo produzco fresas en Llano Grande de Cartago, y me llamaron para anotarme en una lista de beneficiarios; meses después fui a preguntar y me mandaron a consultar al Banco Nacional, y ahí no sabían nada”, afirmó Miguel Chaves, agricultor y miembro de la junta directiva de la Unión Nacional de Pequeños y Medianos Productores Agrícolas.
Tampoco los caficultores han recibido algo de esos fondos.
“Ni un centavo. No nos han girado nada para poder sanear un poco los cafetales o cualquier otro cultivo. Tenemos años de estar oyendo que van a salir platas pero nada pasa”, sostuvo Rafael Cambronero, productor herediano.
El Instituto del Café de Costa Rica (Icafé) llevó a cabo, desde diciembre de 2010, el censo de los cafetaleros con más necesidades.
“A nosotros se nos pidió ayuda con el censo de nuestros productores, y entregamos la información desde antes de cerrar 2010. Sabemos que el desembolso de fondos públicos lleva un proceso metódico”, aseguró Ronald Peters, director ejecutivo del Icafé.
Sobre el estado de los dineros, una serie de confusiones los giros los mantienen congelados.
“La Comisión Nacional de Emergencias solicitó como requisito para ejecutar el segundo y tercer desembolso, que el MAG presentara las listas auditadas, trabajo que la Auditoría Interna del Ministerio inició en los primeros días de abril y aún está en proceso, en vista de la cantidad de beneficiarios e información que debe revisar” explicó Erick Quirós, director superior de Operaciones Regionales y Extensión Agropecuaria del MAG.
En el MAG esperan que sus auditores finalicen el trabajo de revisión, antes del 10 de mayo, para girar el segundo desembolso de la primera parte de la ayuda prometida.

Ernesto Villalobos
[email protected]