Enviar

Los inmigrantes, en su mayoría nicaragüenses, aportan a la Caja más de lo que esta gasta en ellos. Solo requieren trámites ágiles y eficientes para su legalidad los que no la tienen aún

Agilizar trámites para inmigrantes

Aunque siempre hubo migraciones, el mundo de hoy está especialmente agitado por ellas debido a circunstancias especiales. Las consecuencias del cambio climático presionarán aún más estos movimientos según estiman los especialistas que los estudian.
De ahí que algunas naciones se caracterizan por expulsar parte de su población y otras en cambio se convierten, sin haberlo planificado en países de acogida, como es el caso de Costa Rica, que tiene casi un millón de inmigrantes a la fecha entre legales, indocumentados y naturalizados.
Esto suscita expresiones en la calle y en los medios de comunicación sobre la presión que estos extranjeros producen a ciertas instituciones como los consultorios de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) o los centros educativos.
Ya que estos comentarios no se basan en estudios sino en suposiciones, es oportuna y esclarecedora la nota de este medio hoy sobre la realidad en este aspecto sensible que, indudablemente, lo que ha carecido es de adecuada planificación y manejo por parte de nuestras autoridades.
La verdad es que los inmigrantes, en su mayoría nicaragüenses, aportan a la Caja más de lo que esta gasta en ellos. Mientras que el gasto en ellos en la Caja asciende a $84,7 millones, lo que aportan supera los $90 millones.
Por otra parte, las estadísticas también desmienten la criminalización del inmigrante. De los 8.410 presos que a finales de noviembre poblaban los centros penitenciarios, el 84,4% es costarricense, el 8,8% nicaragüense y el 2,7% colombiano, según las cifras de la Dirección de Adaptación Social del Ministerio de Justicia.
Los anteriores son solo dos ejemplos que demuestran que para que los procesos de migraciones no afecten negativamente a los países que acogen, sino que, por el contrario, signifiquen un buen aporte, lo único que se necesita es propiciar su legalidad. Y esto se logra mediante sistemas menos engorrosos, facilitando trámites sin pérdidas de tiempo, de modo que los inmigrantes puedan aportar los documentos correspondientes y comenzar una vida legal contribuyendo en lo necesario para no sobrecargar ninguno de los sistemas de asistencia social con los que el país cuenta.
Un aspecto más en el cual el país no se preparó oportunamente con un sistema eficiente y mecanismos de control para ofrecer legalidad, trabajo en áreas donde falte mano de obra que los nacionales no brindan y todo en orden para recibir beneficios en vez de problemas.
Ver comentarios