Enviar
Se esperan más de 5 mil vuelos comerciales entre diciembre y enero
Aeropuerto se refuerza para temporada alta
Paso por puestos de Migración sería más expedito

Un total de 18 puestos de Migración trabajando a toda máquina, así como personal de apoyo y cambios estratégicos en la comunicación con los pasajeros, forman parte de las medidas tomadas para evitar la saturación del aeropuerto internacional Juan Santamaría este fin de año.
La coordinación entre Aeris Costa Rica (actual firma gestora del aeropuerto), Migración y Extranjería, la Dirección de Aduanas y la Dirección General de Aviación Civil pretende dar como resultado un flujo constante de turistas nacionales y extranjeros.
Para este año se espera una afluencia de al menos 276 mil pasajeros en el periodo comprendido entre diciembre de 2009 y enero de 2010.
Esto representa una leve disminución del 0,43% en la cantidad de viajeros, lo que en términos absolutos representa alrededor de 1.100 transeúntes que no nos visitarán.
No obstante la disminución, la terminal aeroportuaria diseñó un plan de contingencia que de manera general contempla una reubicación del personal.
“Para los puestos de control migratorio hemos entrenado cinco oficiales que nos darán apoyo en los momentos de mayor afluencia. El promedio de atención será de 15 a 20 segundos”, explicó sobre el tema Cheily Flores, jefa de Migración del aeropuerto.
En el plano operativo se detectaron algunas debilidades en años anteriores que para esta temporada se espera sean eliminadas.
Entre ellas, se prevé una mayor comunicación con las aerolíneas y mejorar el control de vuelos cancelados y atrasados.
“El problema es que si un vuelo de las 11 llega a las 12 ya cayeron 300 personas adicionales. Entonces se pretende que si un vuelo viene retrasado o adelantado desde Guatemala se le instruya para que acelere o reduzca su velocidad a fin de que entre al país a la hora programada”, explicó por su parte Adolfo Lobo, fiscalizador general del aeropuerto Juan Santamaría.
Otro de los problemas por resolver es el acomodo de los grupos de pasajeros.
Para enfrentar esto se rediseñarán las ubicaciones de las filas y se mejorará la señalización a lo interno de las instalaciones aeroportuarias.
“También incrementaremos la flotilla del autobuses para trasladar a los viajantes a los puntos remotos, serán en total 11 autobuses en servicio continuo y si falla alguno, se coordinó que el reemplazo llegué máximo en una hora”, adelantó en ese sentido Isaac Pérez, subdirector de Operaciones Aeroportuarias.



Rommel Tellez
[email protected]
Ver comentarios