Adiós a la dependencia: Red de Cuido
“Contar con un lugar seguro para dejar sus hijos, les abre las puertas de la superación a muchas madres de escasos recursos”, dijo Linette Brenes, directora del Centro Semillitas de Vida. Esteban Monge/La República
Enviar

Casi 10 mil niños son atendidos

Adiós a la dependencia: Red de Cuido

Rompe condicionamiento económico al facilitar a las mujeres que trabajen

En lo que va de esta administración, casi 10 mil niños han sido incorporados a la Red Nacional de Cuido y Desarrollo Infantil.
No solo ellos se benefician, las madres también lo hacen.

201303072222300.n33.jpg
Contar con un lugar donde dejar sus hijos pequeños, les permite buscar trabajo, mejorar su autoestima y en algunos casos, liberarse de la violencia doméstica.
Cerca de 840 Cen Cinai, Hogares Comunitarios, centros de organizaciones voluntarias y privados, así como 70 municipalidades, se han incorporado a la Red.
Gracias a ellos, las madres de escasos recursos trabajan con la tranquilidad de que sus hijos reciben buena atención, pues la supervisión sobre los centros garantiza el cuidado, una buena alimentación y el fomento de los valores.
Las mamás reflejan un cambio importante en sus vidas, pues ahora les acompañan la superación personal, la autoestima y el éxito.
“Aquí hay una madre que al inicio venía mal vestida, era desempleada y su niño estaba desnutrido. Hoy trabaja como secretaria, llega con su traje impecable y su hijo está sano”, contó Linette Brenes, directora del Centro Semillitas de Vida, de San Rafael de Heredia.
Los ejemplos de superación no terminan. Había otra madre que era drogadicta y decidió rehabilitarse, cuando salió de Hogares Crea, encontró en un centro de cuido el apoyo suficiente y ahora su salón de belleza pasa lleno.
La mayoría de mujeres que reciben el subsidio del IMAS para incorporar a sus hijos a un centro de cuido son madres jefas de hogar.
Algunas necesitaron esa oportunidad para liberarse de una vida de violencia doméstica.
“Las historias se repiten en los juzgados de violencia, mujeres heridas y golpeadas lloran y ruegan para que sus compañeros no sean trasladados a la cárcel, porque quién va a llevar la comida a la mesa”, dijo Isabel Brenes, viceministra de Bienestar Social.
Explicó que IMAS e INAMU trabajan conjuntamente un Programa llamado Avanzamos Mujeres, donde a ellas se les ayuda a superar el abuso e identificar la agresión psicológica, y se pone a su disposición la Red de Cuido infantil, como un apoyo importante para decidir dejar de ser víctimas.
Entre finales de 2013 e inicios de 2014, se incorporarán a la Red al menos, 84 nuevos Centros de Cuido con participación de las municipalidades.

Ana Cecilia Cruz
[email protected]

Ver comentarios