Logo La República

Sábado, 7 de diciembre de 2019



INVERSIONISTA


Con el pago de las letras del tesoro, los contratos de colocación y con otra rebaja crediticia, ya usó todas las formas de financiarse

¡Adictos a la deuda! Y solo para gasto corriente…

Es casi un hecho que en 2019 volverían los eurobonos

Fabio Parreaguirre [email protected] | Lunes 24 diciembre, 2018

Inversionista


Como cualquier adicto, volvemos a solucionar nuestros problemas —financiamiento del déficit fiscal— con una buena dosis, en este caso la droga se trata de deuda.

Tanto interna como externa, la deuda se ha convertido en nuestra droga financiera, la forma favorita de gastar el dinero que no tenemos y que ayuda a “patear la bola para adelante” con respecto a la solución del déficit fiscal.

Costa Rica tiene el mayor crecimiento de deuda de los gobiernos de Latinoamérica, también es el segundo entre los países con el déficit más alto de toda la región.

Es posible que para 2019 tengamos nuevamente eurobonos, una dosis más que sería internacional.

Con el uso de las letras del tesoro y de los contratos de colocación, Hacienda ya echó mano a todas las herramientas que tiene por ley para financiarse.

El tema no es que la deuda en sí sea mala, sino el uso, ya que en la actualidad solo es para pagar gasto corriente y nada para el desarrollo de infraestructura económica o social.

El problema finalmente no es endeudarse, sino el hacerlo excesivamente, de manera que se pueda poner en duda la capacidad de pagarla en el futuro, como lo hizo ver Moody’s en su informe de por qué rebajó la calificación de riesgo del país, hace tres semanas o la de S&P de la semana pasada.

Con los escenarios macroeconómicos de mediano plazo, un costo real de la deuda creciente, un déficit primario de más del 3% del PIB y crecimiento bajo de la producción nacional, la deuda lejos de estabilizarse aumentará aceleradamente como proporción del PIB.

Emisión internacional en 2019 y adelante

Es posible que para 2019 Hacienda cuente con la autorización por parte de la Asamblea para endeudarse con eurobonos.

La dosis que pretende Hacienda es de $6 mil millones en bonos de deuda externa por los siguientes seis años, habrá que ver qué le autorizan los diputados, que ya condicionaron la aprobación a otras acciones.

Para que esta emisión no sea una forma más de patear la bola, el gobierno debe accionar los recortes en el gasto, con la aprobación de ley de empleo público, reforma en pensiones, e incluso la fusión de instituciones con duplicaciones.

Es claro que será más cara que hace seis años cuando realizamos la primera emisión de esta década en el gobierno de Laura Chinchilla.

Con el aumento de los tipos de interés por la Reserva Federal de Estados Unidos la semana pasada y la baja en la calificación de riesgo, tendremos que ofrecer un rendimiento bastante más alto que los eurobonos colocados anteriormente.

¿Letras del tesoro y contratos de colocación para 2019?

Si la emisión de eurobonos se entraba en la Asamblea y Hacienda empieza a tener problemas de captación en el mercado nacional, podría volver a pedirle al Banco Central los ¢500 mil millones en letras del tesoro.

Esta es la única forma en que el Banco Central puede darle dinero a Hacienda, se hace una sola vez al año y por el monto máximo indicado.

Respecto a los contratos, eso es más posible aún que suceda, las colocaciones que hizo Hacienda por medio de Davivienda y el Banco Nacional fueron exitosas, incluso el mercado primario de las subastas se reactivó luego de estas transacciones.

Es claro que en 2019 veremos más contratos de colocación.

En lo que respecta a las subastas y las ventanillas abiertas, esa siempre ha sido la estrategia de Hacienda, algo que permanecerá en su accionar de financiarse.






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.