Enviar
Aderezado con mucha salsa
Luis Enrique conversó con Magazine sobre su nuevo disco “Ciclos”, en el cual regresa al género tropical

Carolina Barrantes
[email protected]

Además de regresar a la salsa pura que lo vio nacer en el medio artístico, luego de varios años de ausencia el nicaragüense Luis Enrique vuelve con un “nuevo hijo musical” y una cara más madura como compositor.
El llamado Príncipe de la Salsa está a punto de lanzar su nuevo disco titulado “Ciclos”, que cataloga como muy completo y maduro, en el cual da rienda suelta a su pluma a través de muchas historias de amor.
El material incluirá diez temas que el artista viene “pensando desde hace mucho tiempo”, de los cuales cada uno representa “una nueva ventana personal” que les abre a sus seguidores fieles de la salsa.
Prueba de ello, es que dedica dos canciones “Autobiografía” y “Sonríe” a su tierra natal y la odisea que vivió durante su viaje a Estados Unidos.
“La idea es que la gente conozca que soy de Somoto (Nicaragua), que a los 15 años emigré hacia Los Angeles, y que estuve diez años como ilegal, por lo que sé muy bien el camino duro que enfrentan muchos indocumentados”, explicó el artista en entrevista a Magazine.
“Quiero decir que estoy muy orgulloso de ser nicaragüense en mis canciones, porque antes lo decía en entrevistas pero nunca lo he hecho a través de mi carrera”, añadió Luis Enrique.
Incluso, en la producción el artista abre la puerta de su familia al público, ya que comparte la autoría del tema “Abre tus ojos” con su hermano Ramón Mejía, conocido como Perrozompopo, quien lo acompañará en el escenario en el país esta semana.
El Príncipe de la Salsa reconoció que ese análisis personal que está haciendo de su vida y de su música se refleja desde el mismo título del disco “Ciclos”, y que su regreso al género tropical “era algo necesario”.
“Necesitaba irme por un tiempo, alimentarme de otras cosas musicales, como el pop y el world music; sin embargo, siempre he tenido claro que generé mucha fuerza en la gente con la salsa, admiración que aún me emociona y debo agradecer”, afirmó el intérprete de “Así son las cosas”.
“Cada una de las canciones del disco fue un reto, porque me iba de cabeza en ellas, es como si fuera la primera vez que iba a grabar un tema salsero. Lo difícil estuvo en tratar de hacer que la parte musical me llenara y que a su vez le gustara a la gente”, dijo el cantante.
Con respecto a la presentación que realizará el sábado en el Jazz Café Escazú junto a Perrozompopo, el artista señaló que va a ser muy diferente a la que efectuaron en 2006 en el bar restaurante de San Pedro.
En esta ocasión, Luis Enrique presentará una versión de la pieza “Yo no sé mañana”, que se desprende de su último material; mientras que su hermano interpretará dos canciones suyas, entre ellas “La puerta y la ventana”.
También participará el cantante nacional Luis Alonso Naranjo, vocalista de Escats, quien fue invitado por el mismo salsero, debido a que admira “la calidad de su trabajo y lo que ha alcanzado con su grupo con poco apoyo”, afirmó Luis Enrique.


Ver comentarios