Actualización de software distingue a Tesla
Las nuevas actualizaciones del software de Tesla le llegan de forma automática a sus vehículos, como el Modelo S P85D, presentado el pasado enero en Detroit. BLOOMBERG/LA REPÚBLICA
Enviar

Actualización de software distingue a Tesla

Normalmente los autos pierden valor con el tiempo dado que sus características se vuelven obsoletas. Tesla Motors Inc., el fabricante de automóviles de Silicon Valley, en realidad suma capacidades a sus vehículos.
¿Cómo? Enviando actualizaciones de software a los clientes de su sedán Model S totalmente eléctrico, a la manera en que Apple Inc. actualiza sus sistemas operativos. El pasado jueves, el máximo responsable ejecutivo, Elon Musk, dijo que Tesla mejorará su sistema para planificación de viajes y ayudará a los conductores a no quedarse sin electricidad. En pocos meses, impulsará una versión 7.0 del software del auto que incluye una reforma en la interfaz de usuario y dirección computarizada en circunstancias específicas, dijo.


“Fue un recordatorio más del mayor contenido de software introducido en los vehículos livianos y de la necesidad de poder renovar el software a través de actualizaciones por aire”, dijo el analista Brian A. Johnson de Barclays Plc el viernes. Otros fabricantes de autos “tienen que trabajar un poco” para poder implementar mejoras similares en autos estacionados mientras sus dueños duermen.
Andrea James, analista en Dougherty Co., dijo que cuando Tesla introdujo una actualización del hardware –como cuando anunció la versión de motor dual del Model S el año pasado- algunos que compraron un Model S con tracción a dos ruedas se sintieron molestos. El nuevo software, en cambio, les llega a todos automáticamente.
“Cuando es una actualización del hardware, la gente se fastidia si se la perdió”, dijo James el viernes en una entrevista. “Cuando se trata del software, los clientes existentes participan del entusiasmo. Tiene un factor atractivo”.
Tesla avanzó 1,2% el viernes hasta $198,08. Esto representa un 31% por debajo de su cierre más alto de $286,04 registrado en septiembre.
El jueves, algunos inversores quizá se hayan sentido decepcionados de que los aumentos no llegaran más lejos, y las acciones cayeron 2,5% hasta US$195,65. Fue no obstante 3,7% más alto que antes de que Musk dijera por Twitter el domingo que una actualización “pondrá fin a la ansiedad de la autonomía”, el temor de que un auto eléctrico pierda su carga y deje varados a los conductores.
Utilizar la computadora del auto para ayudar a los conductores a seguir en marcha es en realidad un concepto muy básico, dijo Karl Brauer, analista de Kelley Blue Book.
“Incorporar lugares de carga en el sistema de navegación de un vehículo y planificación de viajes es una característica excelente, pero al mismo tiempo no es nueva ni innovadora”, dijo en un comunicado. “El Nissan Leaf ofrecía esta característica cuando fue presentado en 2010, y casi todos los autos eléctricos la ofrecen en la actualidad”.
Incrementar regularmente las capacidades de sus autos forma parte de la cultura de Tesla más como empresa tecnológica que industrial, dijo Musk el jueves.
El enfoque que hemos adoptado con el Model S, es un cambio de paradigma fundamental respecto de cómo se han hecho los autos anteriormente, cuando eran muy estáticos y el software estaba muy postergado”, agregó el ejecutivo.

Bloomberg


Ver comentarios