Logo La República

Lunes, 18 de febrero de 2019



FORO DE LECTORES


Aclaración

| Viernes 24 diciembre, 2010


Aclaración

En LA REPUBLICA del 23 de diciembre, se publicó la nota de la periodista Gabriela Masís, titulada “Pensiones de la Caja empobrecerán”, ante su consulta respecto a la sostenibilidad del régimen de Invalidez, Vejez y Muerte de la Caja Costarricense de Seguro Social, expliqué el diferendo que hemos tenido (la Superintendencia de Pensiones) con la Caja a propósito de los resultados de los estudios actuariales efectuados por la empresa mexicana Nathal y el OIT.
Hice ver que en 2005 se efectuó una reforma por parte de la Caja al IVM, en la que se aumentó la tasa de cotización, a la vez, que se varió el cálculo del beneficio obtenido por el pensionado, lo que en la práctica se traduce en que todos aquellos trabajadores que no fueron afectados por la reforma obtendrán una pensión aproximada del 60% sobre el promedio de los mejores 48 salarios de los últimos 60, en tanto, a quienes les afectó la reforma obtendrían entre el 43% y el 52,5% del salario de referencia (determinado según el nivel salarial) calculado como el promedio real de las últimas 240 cotizaciones.
Interpretó erróneamente mis declaraciones la periodista al poner que “los problemas de solvencia implicarían una reducción de la pensión, pues solo habrá capacidad para pagar entre el 40% y el 50% del salario promedio de varios años”.
De igual modo, al indicar que la Superintendencia propondría medidas con respecto a ese régimen, pues lo correcto es que son las autoridades de la Caja las que como administradoras del régimen tomen las medidas necesarias para darle sostenibilidad. Indiqué en la conferencia de prensa que hay una serie de medidas que se pueden tomar para darle sostenibilidad a un régimen colectivo como el IVM, entre las que está aumentar la edad de pensión, reducir los beneficios, aumentar la tasa de cotización, disminuir costos operativos, mejorar las inversiones para obtener mayores rentabilidades, entre muchas otras. La anotación de tomar medidas como la de “…lanzar productos empresariales, o bien que los contribuyentes se trasladen a otros planes”, corresponden a otro tema que se conversó relacionado con los planes voluntarios de pensión que en absoluto guarda ninguna relación con el IVM.
También cita la periodista: “Aunque la ley prevé que ante una caída financiera, el presupuesto nacional absorba el régimen…”, cuando lo que dije fue que en caso de que el régimen no fuera sostenible eso no significa que las personas no obtendrían sus pensiones, sino que el régimen se convertiría en uno de reparto con cargo al presupuesto nacional y de ahí se pagarían las pensiones.

Dr. Edgar Robles Cordero
Superintendente de Pensiones