Enviar

En el proceso de pérdida de peso, cuando la frustración y el cansancio nos ganan la batalla, caemos en la conocida, pero dolorosa, zona de confort, como es más sencillo quedarnos así, pareciera que la disfrutamos y vivimos una “felicidad” irreal

Muchos publicamos la gran necesidad generalizada de tener amor propio, la urgencia de amarse sin importar como nos veamos, porque al final lo que importa es como nos sentimos, sin embargo me parece que si nos conformamos no podemos encontrar ese importante balance entre lo que siento por mi [email protected] y lo que por salud debería ser.

Nunca he ocultado mi molestia cuando la gente aplaude a las personas obesas, cuando celebramos que “una pareja feliz es la que sube de peso”, cuando decimos con orgullo “a los hombres de verdad le gustan las gorditas”, me parece una burla, para mí es una humillación que los medios quieran celebrar un estilo de vida que no es saludable, me cuesta mucho creer que una persona con obesidad pueda estar 100% feliz y, especialmente, 100% sana. Algunos dicen que sí, por lo menos yo, nunca lo fui.

El conformismo suele ser temor al fracaso y caracteriza a la gente “auto justificada” que usa frases como “Para qué quiero más”,  “Así soy”,  “Así me tiene que amar la gente”, “Así he sido siempre, ya para que me voy a cuidar”, “Nunca logro estar en mi peso ya acepté que voy a ser [email protected]/[email protected] para siempre. Yo, Marcela, me niego a aceptarlo, me niego a ser conformista.

Ir por la vida sintiendo lástima por nosotros mismos y justificar lo que somos porque ya estamos acostumbrados no es vivir. Si, aceptemos lo que somos y como nos vemos, lo bueno lo malo, amemos lo que hay hoy, porque necesitamos amarnos tanto que podamos enfrentar nuestros defectos, con ganas de ser y estar mejor. La autoaceptación tiene que ir de la mano con la motivación para luchar por mi salud emocional, mental y física.  

Así que solo por hoy, como dice el dicho, “no pares, no te conformes, hasta que lo bueno sea mejor y lo mejor sea excelente”, yo le agrego, cuando sea excelente sigue trabajando.

“No podemos convertirnos en lo que queremos ser, permaneciendo en lo que somos en la actualidad.”
-Max DePree

Ver comentarios