Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Accionistas pagan consecuencias del mayor riesgo en Wall Street

| Lunes 18 febrero, 2008



Accionistas pagan consecuencias del mayor riesgo en Wall Street

Las mayores empresas del mercado bursátil de Estados Unidos comienzan a sentir los efectos de varios años realizando operaciones riesgosas

Christine Harper
Bloomberg

Menos de diez años después de la última salida a Bolsa de una de las principales sociedades de Wall Street, los accionistas están pagando las consecuencias de haber solventado el apetito de riesgo cada vez mayor del sector financiero.
Cuatro de las cinco mayores casas de bolsa de Estados Unidos perdieron unos $83 mil millones de valor bursátil el año pasado, cantidad equivalente a casi el 90% de su ingreso neto desde 1999, según datos compilados por Bloomberg.
Esto baja la rentabilidad anual promedio de Morgan Stanley, Merrill Lynch & Co., Lehman Brothers Holdings Inc. y Bear Stearns Cos. durante esos nueve años al 9,7% desde un 16,8%.
Las sociedades privadas que otrora dominaron Wall Street resguardaban su capital, usaban menos apalancamiento y limitaban su riesgo a negociar bloques de acciones en nombre de sus clientes y acciones de compañías en fusiones, dijo Roy Smith, profesor de Finanzas de la Universidad de Nueva York y ex socio de Goldman Sachs Group Inc.
Desde que empezaron a recaudar dinero de entre el público, muchas de las mayores casas de bolsa han abandonado esa cautela.
“Si usted apuesta con el dinero ajeno, está más inclinado a correr riesgos que con el suyo”, dijo Anson Beard, de 71 años, que se retiró de Morgan Stanley en 1994 al cabo de 17 años en la empresa, donde dirigía la división de acciones y ayudó con la oferta pública inicial en 1986. “Uno piensa de manera distinta si le pagan en efectivo en vez de con titularidad. Si sale cara, gana, y si cruz, no pierde”.
Es posible que los accionistas tengan más dificultades este año, tras los golpes que sufrieron en 2007 por las pérdidas del sector financiero con los bonos respaldados por hipotecas de alto riesgo y los préstamos apalancados.
Morgan Stanley, Merrill, Lehman y Bear Stearns han perdido entre el 3% y el 19% de su valor este año en las operaciones de la Bolsa de Nueva York por el temor a que tengan que volver a sanear sus carteras de activos si firmas aseguradoras de bonos como MBIA Inc. y Ambac Financial Group Inc. pierden sus máximas calificaciones crediticias.
Ha bajado el ingreso procedente de los créditos estructurados y la financiación apalancada, y la demanda de asesoramiento para la compra de participaciones mayoritarias puede disminuir según la economía de Estados Unidos se desacelera, dicen los analistas.
Hasta Goldman ha tropezado. La casa con sede en Nueva York, que empezó a cotizar en Bolsa en mayo de 1999, evitó las pérdidas del año pasado y cosechó beneficios récord.
Este año, la mayor y más rentable de las firmas de valores ha perdido un 13% en las operaciones de la NYSE, en tanto los analistas predicen que los beneficios disminuirán conforme pierden valor las participaciones accionariales en empresas como Industrial & Commercial Bank of China Ltd. y caen las comisiones por servicios de banca de inversión. Merrill, que empezó a cotizar en 1971, batió al índice Standard & Poor's 500 en apenas cinco de los diez últimos años. La mayor casa de corretaje de Estados Unidos les pagó más a los empleados en 2007 de lo que cobró en rentas.
Morgan Stanley, cotizada desde 1986, batió al índice en cuatro de los diez últimos años.
Ambas firmas con sede en Nueva York diluyeron las acciones de sus inversionistas el año pasado al vender participaciones a gobiernos extranjeros para apuntalar su capital.