Enviar
Sábado 8 Mayo, 2010

Acciones para mejorar el sector agrícola de Costa Rica

Se debe tener claro que el sector agrícola costarricense ha sido dejado de las manos en los últimos gobiernos o ha recibido muy poca ayuda, aunado a que es uno de los sectores más vulnerables en el marco de los tratados de libre comercio, por lo que se deben tomar las medidas pertinentes para que mejore su accionar y siga aportando divisas importantes para el país, por la venta de productos como café, banano, piña y siga siendo una fuente importante de generación de empleo capaz de propiciar un desarrollo más integral del país y no concentrado especialmente en la Gran Area Metropolitana.
Puede ser el desarrollo del sector agrícola —especialmente a través del pequeño y mediano productor— un instrumento para disminuir la pobreza y la desigualdad social.
El sector agrícola ha venido perdiendo importancia dentro del porcentaje que representa en el total de exportaciones del país, aunado al hecho de pasar de ser autosuficiente en arroz, a llegar a producir solo el 50% del arroz que consumimos y ni un 25% del frijol que se consume en el país.
Es necesario fortalecer el crédito al sector agrícola, en condiciones más favorables. Se debe propiciar un desarrollo integral del sector agrícola que involucre acciones de asistencia técnica, capacitación, mercadeo de los productos, almacenamiento y caminos vecinales en buen estado.
Es evidente que no ha existido voluntad política para resolver el problema del sector agrícola de manera integral.
Se debe propiciar el desarrollo rural para facilitar las condiciones de convivencia en el campo, lo cual involucra vivienda, servicios públicos adecuados, actividades recreativas y culturales, contar con buenas escuelas y colegios; maestros y profesores bien capacitados e identificados con la zona rural, así como buenos y oportunos servicios de salud. Lo cual disminuirá la migración del campo al Area Metropolitana, con las consecuencias de pobreza y hacinamiento.
Se debe propiciar la participación activa de los ciudadanos o de los agricultores mediante el desarrollo de un modelo económico social, que vaya más allá del aspecto de producción. Así como un sistema de información del sector agrícola, que sea eficaz para la difusión de resultados a los agentes económicos involucrados, útil para la toma de decisiones relacionadas con la producción y la comercialización así como para el seguimiento de las políticas públicas relacionadas con el sector agrícola.
Se puede constituir un sistema nacional de innovación y transferencia tecnológica agraria, con participación del sector privado, entre otros propósitos y revertir la brecha alimentaria. Ya ha pasado mucho tiempo de rezago de este sector, que es fundamental que mejore su competitividad para poder enfrentar los cambios que se dan con la globalización económica y la apertura comercial

Bernal Monge Pacheco
Consultor