Acciones de empresas aeronáuticas caen por fin de contrato de aviones
Boeing, que tiene sede en Chicago, dijo que está bien preparada para enfrentar las condiciones actuales del mercado. Shutterstock/La República
Enviar

Las acciones de Boeing y Airbus Group cayeron luego de que Delta Air Lines dijera que una creciente cantidad de aviones de pasajeros de fuselaje ancho llega al fin de su contrato de alquiler, lo que hace temer a los inversores que los fabricantes de aviones deban enfrentar presiones en cuanto a precios y pedidos de nuevos aviones.
Richard Anderson, máximo responsable ejecutivo de Delta, dijo el miércoles durante una conferencia telefónica sobre ganancias que estima que hay una enorme burbuja en lo que respecta a aviones de fuselaje ancho usados, al tiempo que también dio indicios de su interés en incorporar aviones de larga distancia de segunda mano.
Entre los modelos más vulnerables a una abundancia de aviones usados se contarían los 777 de Boeing, centenares de los cuales están en servicio en aerolíneas como Emirates, la mayor usuaria.
Los últimos aviones de fuselaje ancho Boeing 787 y Airbus A350 podrían quedar menos expuestos, dado que ofrecen importantes ahorros operativos y ya existen pedidos que garantizan por lo menos cinco años de producción.
A medida que finalizan los contraltos de alquiler, a Boeing podría resultarle más difícil generar nuevas ventas de la actual generación de 777, una de sus mayores fuentes de ganancias, dijo George Ferguson, analista de transporte aéreo de Bloomberg Industries.
Si bien la lista de pedidos del bimotor se extiende hasta 2018, el sucesor 777X, que tiene nuevos motores y alas de mayores dimensiones, no comenzará a entregarse hasta 2020, lo que puede dejar la línea de producción de Seattle en posición vulnerable.
“La situación genera temores respecto del precio del nuevo modelo y aumenta el riesgo de que Boeing tenga que reducir la producción de 777 muy pronto, incluso a fines del año próximo”, dijo Boeing, que apunta a sostener una producción de 8,3 aviones 777 por mes.
Airbus ya ha dicho que reducirá la producción de su bimotor de fuselaje ancho A330, que en la actualidad es de nueve aviones, a seis por mes para 2016 en tanto hace la transición al A330Neo, que cuenta con nuevas turbinas de Rolls-Royce Holdings.
El A340 de cuatro motores ya no está en producción, mientras que el A350, que compite con el 777, empezó a volar en 2014 y su producción llegará a 10 aviones por mes para 2018, en comparación con un total de alrededor de 15 en todo 2015.


Ver comentarios