Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



EDITORIAL


Acabar con la indiferencia

| Lunes 02 marzo, 2009



Acabar con la indiferencia


Durante cinco años y con un costo de $4,4 millones se ha diseñado la estrategia para llevar a cabo un reordenamiento urbano-regional de la Gran Area Metropolitana (GAM) que involucra 31 cantones, para salvarla de continuar en el caos en que se ha convertido ocasionando pérdidas, retraso y problemas a toda la población.

Pero un reportaje de LA REPUBLICA del sábado nos alerta de que aparentemente no existe ningún interés por parte de las instituciones y la ciudadanía por presentar observaciones y sugerencias ante el monumental proyecto de Planificación Regional y Urbana del Gran Area Metropolitana (Prugam), que cambiaría por completo la fisonomía y el accionar de la GAM.

No hay a la fecha ni manifestaciones entusiastas de aprobación ni críticas fundamentadas acompañadas de soluciones alternativas, para algo que debería mover a todos los sectores del país, especialmente aquellos que pueden aportar recomendaciones. Sin embargo, este es el momento y la ocasión para hacerlas.

Pareciera que en Costa Rica solo se mueve aquello que se convierte por alguna razón en proyecto estrella de un gobierno. ¿Han perdido los costarricenses la capacidad de impulsar un proyecto de gran envergadura y beneficio para el país? ¿Qué ha ocasionado esta indiferencia? ¿Es que el actual desencanto con la política ha conducido a la población a pensar que no vale la pena alimentar ilusiones sobre proyecto alguno?

Estas y muchas otras preguntas están sin respuesta por el momento pero una realidad se yergue segura por encima de todas las interrogantes y posibles respuestas: venció el plazo para presentar observaciones sobre el proyecto Prugam y estas brillan por su ausencia.

No obstante, ni la GAM puede continuar en el caos actual ni el país puede tirar por la borda $4,4 millones. Es urgente una convocatoria a los sectores productivos y a los diferentes gremios de profesionales en las múltiples áreas que involucra el proyecto Prugam con el objetivo de motivarlos para dar su aporte.

El debate sobre este tema trascendente exige un país unido en un gesto de madurez que elimine de la mesa de debate los intereses políticos o mezquinos de cualquier tipo.