Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Abundancia de luz solar en México no ayuda a esa industria

Bloomberg | Viernes 23 octubre, 2015

México está en proceso de transformar su industria energética y dejar de poner el acento en los combustibles fósiles. Bloomberg/La República


 México tiene una de las radiaciones solares más fuertes de América y abundancia de espacios abiertos en los desiertos de Chihuahua y Sonora, condiciones ideales para la energía solar.

También tiene un arancel de importación que ha sofocado el desarrollo de plantas de energía fotovoltaica.
El país tiene 60 megawatts de capacidad solar instalada, con lo que satisface menos del 1% de sus necesidades de electricidad, según la Asociación Mexicana de Energía Solar.
Si bien el gobierno fijó como meta obtener el 35% de la energía del país de fuentes limpias en 2014, gran parte de ella provendrá del viento.
México está en proceso de transformar su industria energética y dejar de poner el acento en los combustibles fósiles.
Con el arancel de importación del 15% para los paneles fotovoltaicos dispuesto el año pasado, la industria solar corre peligro de quedar rezagada durante este cambio histórico, según Israel Hurtado, director de la agrupación profesional con sede en Ciudad de México.
“México tiene recursos extraordinarios en energía solar, con uno de los potenciales más grandes del mundo”, dijo Hurtado en una entrevista telefónica. “Los proyectos no avanzan porque la industria está preocupada por este impuesto”.
El gobierno dispuso el impuesto a la importación de paneles solares producidos en China a fines de 2014.
Hurtado señaló que a las empresas solares nacionales “no se les dijo nada” sobre esa política ni tampoco a su asociación profesional. Algunos desarrolladores se enteraron cuando tramitaban el ingreso de remesas en la aduana.
El arancel no se aplica a otros componentes de las energías limpias como las turbinas eólicas.
El ente regulador de la energía de México aprobó unos 200 contratos para la instalación de parques solares que todavía no están en funcionamiento, en parte debido al impuesto.
Se calcula que eso ha paralizado $4 mil millones de inversiones posibles, según la Asociación de la Energía Solar.
Ni el Ministerio de Economía ni el Servicio de Administración Tributaria permitieron tomar contacto con funcionarios que efectuaran declaraciones sobre esta política.
“En momentos en que el gobierno promueve el uso de energías renovables, implementa un nuevo impuesto. Es contradictorio”, declaró Héctor Olea, máximo responsable ejecutivo de Gauss Energía, propietaria del parque solar más grande del país.
“El arancel es muy problemático porque competimos con varios tipos distintos de tecnologías, como las convencionales y otras renovables, que no tienen los mismos costos aduaneros que tenemos nosotros ahora”, dijo en una entrevista en sus oficinas de Ciudad de México. “Discrimina a la energía solar”.
La energía solar en México está rezagada respecto de otros países de la región. Chile, el mayor generador de América Latina, tiene casi 546 megawatts de parques solares en funcionamiento y otros 1.700 megawatts en construcción, mientras que en 2013 casi no tenía nada.