Abordaje de situaciones de riesgo dentro del espacio laboral
Enviar

Días atrás, nuestro país enfrentó una situación de emergencia debido al gran impacto que tuvo el huracán Nate. Ya sea un fenómeno natural, o eventos provocados por el ser humano, es importante que las organizaciones cuenten con estrategias para el adecuado abordaje de situaciones de emergencia, brindando respuestas ágiles y efectivas, con el fin de minimizar las consecuencias de eventos de esta magnitud.


Las brigadas de emergencia constituyen una de las principales formas de organización para el manejo de estas situaciones dentro de los centros de trabajo. Se conforman de personas voluntarias, dispuestas a recibir la capacitación necesaria, para identificar condiciones de riesgo y ejecutar un plan de acción de acuerdo con la situación de emergencia que enfrente.

Eventos como terremotos, huracanes, inundaciones, incendios, derrame de químicos y fugas de gases, son algunos de los más comunes y que requieren la intervención de un equipo de brigadistas, por lo que es recomendable organizarse en equipos especializados en:

  • Control de incendios
  • Control de derrames y fugas
  • Evacuación y rescate del personal
  • Primeros auxilios
  • Vigilancia
  • Comunicación
     

Es muy importante que las personas que de manera voluntaria se integren a los grupos de brigadas, cuenten con las condiciones físicas y psicológicas para manejar dichas situaciones. En este sentido, es deseable que los brigadistas no padezcan alguna condición de salud que se vea comprometida al realizar su labor, adicionalmente mantener un adecuado manejo de grupos, facilidad para orientar a otros y toma de decisiones oportunas.

De manera tal que la formación de las brigadas no solamente es una estrategia de prevención y afrontamiento de desastres, sino que se convierte en una herramienta para fortalecer el trabajo en equipo, la comunicación, resolución de conflictos y el pensamiento estratégico.

Sin embargo, no se debe perder de vista que el resguardo de la integridad de cada colaborador es primordial en estas situaciones, por lo que es fundamental tener abierta la posibilidad de teletrabajo, en aquellos casos que lo ameriten, otorgándoles a los colaboradores la oportunidad de mantenerse en lugares seguros y fomentando la capacidad de trabajar bajo el modelo de autogestión.

Escrito por: Stephanie Alanis



Ver comentarios