Enviar
Proyecto permitiría abastecer de electricidad a unas 100 mil personas
Abierto concurso para planta eólica
Compañías interesadas tienen plazo hasta marzo para presentar sus ofertas
Con el objeto de garantizar la disponibilidad de energía eléctrica a unas 100 mil personas en el futuro, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) abrió un concurso para que una empresa privada construya y opere un nuevo parque eólico.
La licitación ya está disponible para las compañías interesadas, las cuales tienen plazo hasta el próximo 10 de marzo, cuando está programada la apertura de ofertas por parte de la entidad.
La intención es que una empresa privada diseñe, construya y opere por un periodo de 20 años el nuevo proyecto energético a base de viento, periodo tras el cual pasaría a manos del ICE.
Esta modalidad se denomina BOT (Build, Operate, Transfer” por sus siglas en inglés) y consiste en un esquema de financiamiento que durante los últimos años le ha dado muy buen resultado a la institución en la búsqueda de recursos frescos para desarrollar obras.
“Se está publicando la licitación, se realizará un concurso y la empresa propondrá el sitio para ubicar la planta. Ya hicimos la audiencia y calculamos que tendremos entre seis y siete interesados”, confirmó Gilberto de la Cruz, director de Planificación Eléctrica del ICE.
El proyecto deberá tener una capacidad de generación máxima de 50 megavatios, lo cual es la cantidad de energía que actualmente puede adquirir el ICE por parte de privados. La legislación establece cantidades máximas y con esta planta se llegaría al límite permitido.
Esta capacidad es suficiente para abastecer una población cercana a los 25 mil hogares —unas 100 mil personas— o lo que es lo mismo un distrito con la densidad y tamaño aproximados de Pavas.
Las compañías interesadas deberán presentar una garantía equivalente al 5% del valor del proyecto, y otra del 2,5% durante el periodo de operación comercial, tal y como detalla el cartel de licitación pública.
Una vez firmada la carta de compromiso, el adjudicatario tendrá dos meses para presentar los planos, estudios de suelos, hidrológicos y un año en total para construir y comenzar a operar.
También se establecen multas pagaderas en dólares, en caso de que la planta tenga baja disponibilidad. Los montos se definirán de acuerdo con los parámetros técnicos y en que si se está en estación seca o lluviosa.
El ICE puede adjudicar la licitación a uno o más oferentes, en forma total o parcial.
El lugar, el nombre y las características del proyecto no podrán conocerse hasta que las compañías ofrezcan sus opciones.

Luis Valverde
[email protected]
Ver comentarios