Enviar
¡A puro Mambo!
Herediano se metió una vez más a la gran final del campeonato nacional

Lo importante no es llegar primero, sino saber llegar. Herediano fue el último en clasificar a las semifinales y en el primer juego cedió un empate en su casa. Tenía todo en contra, la mesa estaba servida para Pérez Zeledón pero…
“Gallo viejo con el ala mata” (ahora que está de moda el asunto de las galleras) o si lo prefiere “más sabe el diablo por viejo que por diablo”. Cualquiera de los dos refranes se ajusta a la perfección para entender el triunfo florense.
Y es que Herediano fue a Pérez Zeledón, jugó, luchó, gustó y ganó, sin apelaciones y sellando su pase a la gran final con un claro dos a cero, gestado con dos anotaciones de Víctor “Mambo” Núñez.
Para los rojiamarillos representa llegar a su tercera final de campeonato en dos años, ahora ante Santos de Guápiles que venció uno a cero a Saprissa.
Y es que desde que Odir Jacques se hizo cargo de Herediano hizo todo lo que estaba obligado a hacer para llegar a esta fase. De siete partidos, ha ganado cinco y solo empató dos.
Pero esta victoria no fue nada fácil, al frente estaba el equipo de Mauricio Wright, mejor cuadro de la primera fase, y que salía como favorito a quedarse con la clasificación.
Eso gestó un buen partido, de ida y vuelta, donde el duelo entre defensas y delanteros lucía pareja. Eso sí, la obligación de ganar de los visitantes les hizo llegar con frecuencia al marco de su excompañero Adrián de Lemos.
Así, con un Jorge Barbosa inyectado, necio, molesto, incisivo, junto a Víctor Núñez, pusieron a laborar extra a Robert Arias, Keilor Soto y Kendal Waston.
Leonardo Moreira no la pasaba tranquilo, aunque sus defensores tenían más controlado a Camilo Aguirre, a quien se le acabó la pólvora hace rato, y a Héctor Sanabria.
Mas no alcanzó para marcar, por lo que la primera parte acabó con un cero a cero que dejaba a los generaleños en la gran final y a los florenses presionados, ya que solo les restaban 45 minutos.
Y peor aún, aunque la complementaria inició con la misma intensidad, siempre mejor los rojiamarillos, el tiempo transcurría sin alterar el marcador, justo lo que los peseteros requerían.
La apertura se dio tras un tiro de esquina para Herediano. Tras el centro, la pelota quedó justo a donde estaba Núñez, quien de zurdazo logró vencer a De Lemos, con la ayuda de Keilor Soto.
Y para hacer el baile completo, al ritmo de “Mambo”, a falta de diez minutos, de nuevo Núñez venció a De Lemos, tras recibir pase de Ismael Gómez, y dentro del área fusilar para abombar las redes.
Ahora sí, la estrategia de Jacques le ganó el pulso a la de Wright, sus hombres entendieron mejor el juego y liquidaron en el momento preciso, ahora les queda hacer lo mismo ante Santos, a ver si llega el ansiado 22.

Cristian Williams
[email protected]


Ver comentarios