¡A los pies de Spieth!
Jordan Spieth celebra en el green del hoyo 16 al salvar el par después de un gran putt. Con esto aseguraba la victoria. Andrew Redington-AFP/La República
Enviar

¡A los pies de Spieth!

Augusta consagra a golfista de 21 años que se convirtió en el segundo más joven en ganarlo

En cuatro rondas nada cambió. Jordan Spieth entró en la historia del golf al ganar de manera apabullante el Masters de Augusta, luego de dominarlo de principio a fin.
El joven texano de 21 años dio completa lección sobre el perfecto césped del campo más famoso del mundo.
Tanto que coqueteó con romper los récords del llamado mejor golfista de la historia, Tiger Woods.
Ahora Estados Unidos tiene un nuevo héroe.
Spieth, sereno, firme, mostró que su idilio con Augusta es total. El año pasado cuando tenía 20 años solo Bubba Watson pudo interponerse en su camino.
Pero para esta edición no encontró rival que lo hiciera temblar y a sus 21 años, 8 meses y 16 días (segundo jugador más joven en ganar en Augusta —cinco meses más que Woods—) logró vestirse con el saco más famoso, la “Chaqueta Verde” de Augusta.
Luego de sus 64, 66 y 70 de los primeros tres días, Spieth llegó al tee del uno para la última ronda con cuatro golpes sobre el inglés Justin Rose y cinco sobre su compatriota Phil Mickelson.
Le presionaron los dos a lo largo del recorrido, pero Jordan respondió a cada desafío. Siempre que tropezaba con un bogey lo solucionaba rápidamente con un birdie. Seis bierdies y cuatro bogeys para cerrar el día. Su putt como gran maestro y salvavidas.
Al final hasta rozó otro récord, los 269 golpes que habrían quedado como el score más bajo logrado en Augusta después de cuatro jornadas, pero el bogey en el hoyo 18 lo arruinó. Sus 270 (-18) es un registro que ya tenía Woods, así que ahora también lo comparten.
El que sí rompió fueron los 25 birdies logrados por Mickelson, el texano hizo 27.
El segundo lugar quedó fue para Mickelson y Rose, quienes quedaron a cuatro impactos del campeón. Rory McIlroy acabó cuarto con -12 y Woods terminó empatado en el 17 con cinco bajo par.
“Es la semana más increíble de mi vida. Esto es un sueño hecho realidad para mí”, afirmó Spieth antes de recibir el saco.
Spieth, el quinto golfista en ganar de punta a punta en Augusta, también confesó que no pudo dormir bien reconociendo que durante el día lo estarían escoltando dos “grandes campeones” como Phil y Rose.
Anoche durmió vestido de verde.

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR
 

Ver comentarios