Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



NACIONALES


A la carga contra gais

Esteban Arrieta [email protected] | Miércoles 29 mayo, 2013

“No soy cobarde, y estoy acá para defender a la familia costarricense”, indica Justo Orozco, legislador de Renovación Costarricense. Gerson Vargas/La República


Pide sacar a diputada de discusión de proyecto

A la carga contra gais

Aduciendo su orientación sexual lésbica, el diputado Justo Orozco de Renovación Costarricense pidió ayer formalmente sacar de la discusión del proyecto de sociedades de convivencia a la legisladora del PAC Carmen Muñoz.

Mediante una nota dirigida a la Comisión de Asuntos Jurídicos —donde se discute esa iniciativa— el diputado protestante recusó a Muñoz, al considerar que hay corrupción al obtener “beneficios propios”.
No obstante, el tiro le salió por la culata, pues sin importar si están a favor o en contra del proyecto, diputados de todas las fracciones cerraron filas en torno a la legisladora, la cual fue “insultada” y “discriminada”, de acuerdo con el criterio de Luis Fishman, legislador independiente por el PUSC.
La molestia llegó a tal punto que José María Villalta, del Frente Amplio, indicó que le daba vergüenza estar sentado “a la par de ese señor intolerante”.
Mientras que otros legisladores recordaron el genocidio de los nazis contra los judíos y gitanos, además de considerar la acción de Orozco como una violación a los derechos humanos.
Durante toda la hora de control político, Orozco soportó el vendaval de críticas, pero no cambió de opinión.
“Soy consecuente con mi manera de ser y no voy a cambiar. No busco un fin político al oponerme a este proyecto. Lo que sí es cierto es que los costarricenses no queremos estas prácticas extrañas, por lo que si mi solicitud no es aceptada, iré a la Sala IV, a la Procuraduría o a cualquier otra instancia que sea necesaria”, expresó Orozco.
La solicitud no fue resuelta de forma inmediata por Luis Gerardo Villanueva, presidente de la Comisión de Jurídicos, al considerar que es necesario redactar una norma que establezca un antecedente en este tipo de casos, tanto por las supuestas ofensas escritas como por el contenido.
La Ley de Sociedades de Convivencia pretende el reconocimiento legal de las uniones gais.
Esta no es la primera vez que Orozco levanta un polvorín con sus declaraciones en torno a este tema.
Anteriormente se refirió a las prácticas homosexuales como aberrantes e indicó que “él no reconocía a los gais hasta que estos suelten el plumero”, lo cual le generó una ola de críticas.
En caso de aprobarse, las parejas de homosexuales tendrían una serie de derechos.

Esteban Arrieta
[email protected]