A 360 minutos de la gloria
Danny Fonseca y Diego Estrada están llamados a ser protagonistas del duelo semi nal entre Saprissa y Cartaginés.www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

A 360 minutos de la gloria

Saprissa y Cartaginés, con diferentes historias, inician el camino hacia un título que ansían

Desde el Verano de 2010, la afición saprissista, un grupo acostumbrado a saborear campeonatos como si fueran chocolates, está a dieta. Una y otra vez han topado con cerca en los últimos cinco torneos cortos y los hinchas cantan desde la gradería que les cierren esa herida.

201305082317440.a33.jpg
Por el otro lado los cartagineses, con una afición que como su volcán, el Irazú, yace dormida a la espera de poder estallar y lanzar a los cuatro vientos el grito de campeones, el mismo o más fuerte que se escuchó hace 73 años, cuando los brumosos lograron su tercer y último título nacional.

El escenario de la primera batalla será el Ricardo Saprissa. No es un juego para errores, dicen los técnicos Ronald González (Saprissa) y Javier Delgado (Cartaginés); mientras uno imagina cómo ser contundente en casa, para disfrutar luego de los intereses, el otro piensa en complicar la ida, de tal manera que con el cierre en casa tenga un amplio valor agregado.
De los muchos factores que se han de analizar de este juego, la posible participación de Mauricio Castillo, quien dijo estar un 100% recuperado de su lesión, podría ser un excelente plus para su equipo, si logra jugar por lo menos algunos minutos. Recordemos que Cartaginés con él y sin él, tuvo diferencias.
Por el otro lado la motivación morada es el principal motor de este equipo acostumbrado de sobra a jugar estas series, y eso llevaría a que la sequía de campeonatos podría no ser una presión, sino un aliciente que una a la “familia” saprissista en torno del máximo objetivo.
Se igualan los equipos en sus baches. Cartago los tuvo, Saprissa también; los blanquiazules han tenido problemas en su zona creativa y de ataque, pero poco a poco uno de sus referentes, Randall “Chiqui” Brenes, parece ir despertando, mientras que del otro lado González siente que su equipo se está soltando hacia el punto ideal, con el que busca cerrar con éxito este torneo.
Por último, así como Castillo sumaría si logra jugar esta noche, Michael Umaña restará, si no puede recuperarse, porque la zaga morada con él parece mostrarse más sólida, aunque la presencia de un guerrero como Gabriel Badilla, su liderazgo y coraje, pueden compensar, como sucedió el pasado domingo ante Herediano. La mesa está servida, el que quiera ser campeón, que se lo gane.


Luis Rojas
[email protected]

 


Ver comentarios