Logo La República

Jueves, 28 de octubre de 2021



FORO DE LECTORES


¿A cuál Asia exportamos?

José Pablo Rodríguez eterms@gmail.com | Lunes 11 octubre, 2021

k

José Pablo Rodríguez

Director Regional en Asia de la Promotora del Comercio Exterior de Costa Rica (PROCOMER)*

El 30 de setiembre tuve el honor de participar como expositor en el APEX Asia (aprendiendo a exportar), actividad organizada por la Cámara de Exportadores de Costa Rica (CADEXCO). La exposición que realicé se titula: “Oportunidades Comerciales en Asia”. APEX Asia se desarrolló en un formato totalmente virtual y gratuito y según me comentaron contó con una nutrida participación de empresas nacionales interesadas en los mercados asiáticos. Quisiera compartirles hoy un poco de las ideas desarrolladas ese día con los empresarios y también de las conclusiones.

Asia es el continente más grande y poblado de la tierra con cerca de 45 millones de kilómetros cuadrados cubriendo aproximadamente un 30% de las tierras emergidas. Se estima que cerca de 4600 millones de personas habitan el continente, lo que equivale a casi el 60% de la población mundial. Asia está compuesto por 51 países y territorios. Normalmente el continente se subdivide en: Asia del Norte, Asia del Sur, Asia del Este, Asia Central, Sudeste Asiático y Asia Occidental. Según el Fondo Monetario Internacional, dicha área representará este 2021 cerca del 40% de Producto Interno Bruto global. La riqueza en un área tan diversa como el continente asiático está distribuida de forma irregular, no solo entre subregiones y países, sino también, a lo interno de estos. La región también cuenta con sólidos bloques económicos y comerciales con fuerte intercambio intra-regional, como por ejemplo: ASEAN, APEC, RCEP, APTA y SCO.

Ciertamente, en distintas latitudes de Asia se han presentado altas tasas de crecimiento durante décadas. El caso del surgimiento económico de Japón ó los famosos “Tigres Asiáticos”, son ejemplos que saltan a la mente. Más recientemente el caso de China que tiene cerca de tres décadas de fuerte crecimiento, mismo que se acentuó luego del ingreso de ese mercado en la Organización Mundial del Comercio. Hoy día, Asia es un gran motor global del comercio, que ha impregnado de dinamismo la economía mundial. Es así que para el sector exportador, los mercados asiáticos son sumamente atractivos, por sus altas tasas de crecimiento económico, por el surgimiento de extensas clases medias y de alto poder adquisitivo, que se concentran en grandes centros urbanos y megaciudades, aumentando la demanda de productos importados y también de insumos para sus distintas industrias. Finalmente, como siempre, el exportador costarricense es ávido y siempre está en busca de nuevos mercados para diversificar.

Ahora bien, en un mundo en donde los recursos tienen un límite y no podemos hacer de todo en todos los mercados, es importante que el exportador delimite, hacia cual Asia quiere llegar con sus productos y servicios. Decir simplemente que se va a desarrollar un proyecto de exportación a Asia, a la luz de lo expuesto, no tiene mucho sentido para la gran mayoría de empresas nacionales. Para esto hay que recordar que en teoría, la oferta y demanda logran su equilibrio en el mercado. Los flujos comerciales actuales pueden dar luz sobre en dónde hay demanda y en cuales mercados somos más competitivos. En el continente asiático, tres países representan aproximadamente 4/5 partes de las exportaciones nacionales, a saber: Japón, China y Corea. Casualmente estas tres economías representan a su vez, 2/3 del PIB del continente asiático. Una buena noticia es que con China y Corea tenemos Tratados de Libre Comercio. En el caso de China dicho instrumento ya cumplió diez años y cerca del 96% de las líneas arancelarias están en libre comercio. El Tratado con Corea es más reciente y por ende, es de esperar que los frutos del mismo sean más evidentes conforme avance la desgravación arancelaria negociada con ese país. Es así que Costa Rica tiene estas “autopistas comerciales” con dos de las tres economías más importantes de esta región. ¿Quiere decir esto que no hay oportunidades comerciales en otros países de Asia? Eso sería difícil de creer. Sin embargo, las dificultades logísticas, barreras arancelarias y no arancelarias, culturales e idiomáticas entre otras, podrían hacer mucho más complejo el ejercicio de desarrollar un proyecto de exportación a un mercado asiático con el que en principio no existen o hay pocos flujos comerciales existentes.

Es Máster en Gerencia y Negociaciones Internacionales y tiene una especialización en Liderazgo de Talentos y Equipos.

*Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas del autor y no representan la visión u opinión de la organización para la que trabaja.






© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.