“Vacaciones” de dos meses para diputados
La Asamblea Legislativa le ha servido a Justo Orozco de Renovación Costarricense para darse a conocer. El congresista es candidato a la Presidencia por su partido, por lo que ocupa un receso extenso para hacer campaña. Gerson Vargas/La República
Enviar

Negocian receso desde diciembre y hasta febrero por campaña

“Vacaciones” de dos meses para diputados

Investigaciones biomédicas, capitales golondrina, FIV y generación eléctrica sin definir

Aunque hay una larga lista de pendientes, los diputados ya negocian un extenso receso de final de año que los alejaría de sus funciones hasta por dos meses.
El argumento para justificarlo es la campaña política, la cual, ya afecta las negociaciones en torno a varios temas como el aval a la fertilización in vitro y la iniciativa contra los capitales golondrina, solo por mencionar varios de ellos.

201310242213330.n44.jpg
Por otra parte, los jefes de fracción reconocen que conforme se acerque diciembre las ausencias de los diputados aumentarán, debido a que estos realizan giras por sus comunidades para impulsar al candidato presidencial de su partido.
Incluso, hay varios legisladores como José María Villalta del Frente Amplio, Carlos Avendaño de Restauración Nacional y Justo Orozco de Renovación Costarricense, que son candidatos a la Presidencia de la República.
Aunque todavía no se han iniciado las negociaciones, la propuesta de dos meses de “vacaciones” ya anda de boca en boca entre asesores y diputados en los pasillos de Cuesta de Moras, la cual establecería el receso desde el 1° de diciembre y hasta después de las elecciones.
“Todavía es muy temprano para discutir eso, no obstante, la idea de un receso de dos meses es algo que no está alejado de la realidad, pues en determinado momento por el tema de las elecciones será muy difícil incluso abrir las sesiones, pues no asistirán los 38 legisladores necesarios para hacerlo”, expresó Danilo Cubero, jefe de fracción del Movimiento Libertario.
Pese a que dos meses es mucho tiempo, unas vacaciones tan extensas no son extrañas para los diputados previo a unas elecciones nacionales.
Cada cuatro años se repite este ciclo de la mano de las elecciones nacionales, pues los legisladores dejan sus tareas para atender el tema electoral.
No obstante, Edgardo Araya, jefe de fracción del gobernante Liberación Nacional (PLN), indica que antes de aprobar un receso de dos meses, los diputados tienen que cumplir una serie de tareas como requisito.
Entre ellas, citó la aprobación de un presupuesto extraordinario por ¢154 mil millones, así como nombrar a los magistrados suplentes de la Sala IV.
“En estos momentos por ejemplo la Sala Constitucional no cuenta con dos magistrados titulares, por lo que esos puestos son asumidos por suplentes. Sin embargo, en diciembre el nombramiento de esas personas vencerá, por lo que si no nombramos a los nuevos propietarios o sustitutos, la Sala quedará acéfala y eso no podemos permitir que suceda”, agrega Araya.
Otros temas que no fueron mencionados por Araya y que podrían quedar pendientes con el receso de dos meses son el aval a las investigaciones biomédicas y la apertura para que las generadoras eléctricas privadas produzcan más energía.
El receso de fin de año para los diputados llegará en momentos en que Laura Chinchilla, presidenta de la República, tiene la potestad de establecer la agenda que discutirán los legisladores.
En ese sentido, hace una semana sorprendió al país al presentar una reforma fiscal, la cual, pretende iniciar un diálogo con miras a aprobar esa iniciativa antes de dejar el puesto de Mandataria.
Sin embargo, estos pueden con 38 votos decretar las vacaciones sin importar que hayan iniciado las sesiones extraordinarias.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR


 



Ver comentarios