Enviar

Recortar gastos, sobre todo en salarios, sería una parte

Urge Gobierno eficiente: Ayales

Diálogo previo para consensuar una eventual reforma, también propone

Como parte del proceso de diseñar una reforma fiscal adecuada, el sector público debe recortar los gastos, así como operar eficientemente, conforman más que todo la receta para combatir la posición deficitaria del Gobierno, dijo el jueves pasado Édgar Ayales, ministro de Hacienda.
Estimular el diálogo nacional sobre estos temas, es otro aspecto importante del plan del ministro, de modo que los distintos sectores de la sociedad tengan la oportunidad de hacer sus propias recomendaciones, antes de que se presente un proyecto al Congreso el año entrante.
En lo que a la importancia de controlar los gastos en salarios se refiere, la visión del Gobierno coincide con la de este medio, que durante los últimos dos años ha hecho hincapié en la importancia de bajar el costo del sector público, cuyo déficit crónico a mediano plazo, llevaría la economía nacional al borde de la crisis.
La meta de Ayales, sería en un plazo de cuatro años reducir a la mitad el déficit, que este año rondaría hasta el 6% del valor de la producción nacional.
Los salarios del sector público han crecido a un ritmo mayor que el costo de la vida desde 2008.
Actualmente, los salarios y beneficios pagaderos a los trabajadores de este sector, representan más del 80% del presupuesto gubernamental, comentó Ayales.
De hecho, las remuneraciones públicas son mayores que en cualquier otro país latinoamericano, incluso superiores a las de Estados Unidos y varios países europeos, como porcentaje del ingreso estatal, señaló el Ministro.
Además, tienden a ser mayores que las pagadas en lo privado, incluso hasta el doble en muchos casos, sobre todo por varios beneficios, solo disponibles para burócratas.
En cuanto a la eficiencia, debe haber indicadores, para evaluar el rendimiento de los distintos ramos del Gobierno, incluso la rendición de cuentas y el eficiente diseño, gestión y evaluación del presupuesto.
Solo en los casos de educación y salud, Costa Rica invierte más que varios países ricos como Holanda y Noruega, como porcentaje del PIB; sin embargo, en esos países, los servicios se prestan en forma eficiente.
A nivel regional, Chile gasta no mucho más de la mitad del monto que asigna Costa Rica a la educación pública, como proporción del PIB, tal como publicó LA REPÚBLICA el lunes anterior.
No obstante, Chile quedó en primer lugar entre los países latinoamericanos, en el último certamen global PISA, realizado en 2009 entre los alumnos de noveno grado de 74 países, mientras Costa Rica se colocó en el tercer puesto.
Otro problema con los altos niveles de pérdidas gubernamentales, es el de dejar de lado la inversión en infraestructura, incluida la modernización de puertos y carreteras, a un costo de unos $7 mil millones, comentó Ayales.
Sin embargo, el nivel actual de la inversión en infraestructura es la más baja de las últimas tres décadas.
El plan de Hacienda además tiene que ver con el ingreso, incluso cómo controlar la evasión.
Entre las opciones, estaría la de ampliar la base tributaria, y hacer una revisión al impuesto sobre la renta, incluso la revisión a las exoneraciones, ya que hoy se cuenta con más de 200, que rondan no menos del 6% del PIB.
Un aspecto loable del plan, consiste en la intención de invitar a los distintos sectores de la sociedad, a participar en su evolución, tras comentarios y recomendaciones durante los próximos meses, antes de que el proyecto se presente al Congreso.
En este contexto, el proceso sería más productivo, que varias recientes iniciativas, como la carretera San José-San Ramón y la refinería de Recope, que fracasaron en parte por la ausencia de algún diálogo con la sociedad civil.

201308252212440.n1.jpg

Lindsay Flores
[email protected]

Ver comentarios