Un nuevo Montalto crea su camino
José Andrés Montalto, además de piloto de rally y de automovilismo, es administrador de empresas, quiere sacar una maestría y sueña con tener su propia empresa.Gerson Vargas / La República
Enviar

“El rallismo es donde mejor me he desenvuelto y donde encontré ese clic adicional”

Un nuevo Montalto crea su camino

Pasión y admiración es lo que se desprende de las palabras del joven piloto de rally nacional, José Andrés Montalto, quien por tercera vez consecutiva se alzó con el cetro de Campeón Nacional de Rally, igualando la gesta de su padre.
Siente la emoción por todo lo que conlleva poder montarse en su auto y manejar por rutas complicadas en compañía de su copiloto, quien le indica lo que viene a continuación. Admiración por su padre y todo lo que alcanzó pilotando un auto de rally.
Es así como José Andrés nos abrió las puertas de su taller donde está el MMS-080, Subaru Impreza, que se ha convertido en su caballo de batalla y con el que se encamina a convertirse en uno de los mejores exponentes de rally a nivel nacional.

¿Cómo fueron sus inicios en el automovilismo?
Empecé cuando tenía 11 años, un sábado que mi papá me dijo que fuéramos a La Guácima a probar un kart. No tenía traje, fui con un jeans, una jacket y un casco viejísimo. Como a las 30 vueltas, ya andaba en tiempos decentes como para pulirme y poder competir. Mi papá conversó conmigo y me dijo que probáramos en eso. Mi primera carrera la gané, apenas dos meses después de la prueba, gané la general, y ahí fue cuando decidimos meternos de lleno.

¿Cuál modalidad que ha practicado le gusta más?

201401242247170.n11.jpg
Montalto tiene proyectado correr en alguna de las tres carreras de larga duración más importantes del mundo: Le Mans, Daytona o Sebring.Gerson Vargas / La República
El rallismo, que me ha hecho un piloto más completo. Esta modalidad es en la que mejor me desenvuelvo, creo que logré encontrar ese clic adicional. Sin embargo, el automovilismo y el kartismo, requieren el mismo talento, implica mucha precisión porque hay que ser muy exactos en muchas cosas. Además, el año pasado probé las carreras de larga duración, que también me encantaron.

¿Ha logrado realizar lo que se ha propuesto?
Sí. Mi último anhelo era correr un Mundial de Rally y lo logré. Además, conseguí quitarle a mi papá el récord de más victorias consecutivas y lo igualé en campeonatos nacionales de rally. Sin embargo, nos ha limitado el hecho de que el fútbol es un producto tan importante en este país y el automovilismo, es un deporte que requiere un presupuesto muy alto.

¿Qué le falta por lograr?
Quiero volver a competir en un mundial, pero en una categoría más alta y con más preparación a nivel global. El otro, es una carrera de larga duración, el proyecto está caminando por lo que espero lograrlo, ya sea las 24 horas de Le Mans, las 24 horas de Daytona o las 12 horas de Sebring. Cualquiera de esas tres.

¿Fue difícil despegar a la sombra de su papá?
Sí, claro y sigue siendo difícil. El apellido Montalto es prácticamente recordado por mi papá; este año tuve el chance de ganarle, entonces ya voy creando mi propio nombre.

¿Cuáles han sido sus bases para triunfar?
Mucha disciplina y vivir por el deporte, respirar motores todo el día, tener ese cariño adicional por el deporte que otros no lo tienen. Hay gente que tiene muchísimo talento, pero no ama el deporte, creo que esa es la diferencia. Esa pasión adicional es lo que me ha permitido dedicarle la disciplina, el tiempo y la seriedad.

¿Cuál ha sido el reto más difícil?
Fue el mundial de rally que corrí, porque me costó casi tres años concretar el proyecto. El primer año no lo logramos del todo. En el segundo, teníamos el carro, el patrocinio, pero un problema faltando cuatro meses, hizo que tomáramos la decisión de no ir. La tercera fue la vencida, y todo se fue acomodando perfecto, el carro, los patrocinadores, el equipo que nos apoyó; todo fue perfecto.

¿Cree que ha crecido el deporte de motor en el país?

201401242247170.n111.jpg
No. Más bien se ha ido para atrás, con la venta del autódromo y con lo que pasó el año pasado en el rallismo. No veo un semillero de pilotos porque el kartismo ha perdido mucha fuerza, pero creo que es rescatable. Estamos en un estancamiento y hay que ver cómo lo mejoramos entre todos.

¿Cómo ve 2014 en el deporte?
Este año trae varios factores que nos van a poner cuesta arriba: primero, la venta del autódromo, es un frenazo muy fuerte que nos pegó al deporte. Segundo, el rallismo entró en una pequeña crisis este año, pero retomó una nueva junta directiva que creo va a meterle un impulso. Tercero, es año de mundial de fútbol, que nos deja un poco de lado y cuarto, las elecciones.

¿Qué significado tiene el deporte de motor?
Soy un privilegiado, no todo el mundo ha tenido las mismas oportunidades que he tenido yo. Cada vez que me monto al carro, es una sensación tan increíble, estoy muy agradecido con Dios. Es tanta la suerte que tengo, que no hay que desaprovecharla, por eso mi esfuerzo y mi trabajo.

¿Quién ha sido el mejor exponente de rally?
Mi papá, claramente. No hay nadie que lo vaya a igualar, me encantaría ser yo el próximo. Tengo muchos logros que él había conseguido, pero él logró salir a cinco mundiales, yo tengo uno apenas. El legado que dejó mi papá en los aficionados, es pura emoción, su estilo de manejo impresiona. Él se hizo con una escuela, donde cuanto más derrapado se pasara por la curva se creía que era lo más rápido.

¿Cómo se ve dentro de 20 años?
Espero haber creado una empresa que me permita cubrir el hobby del automovilismo, con familia y un hijo que le gusten los carros, y si no le gustan le voy a sembrar esa semillita, como lo hizo mi papá conmigo.

Tatiana Fernández
[email protected]
@tfernandezLR

 



Ver comentarios