María Luisa Avila

Enviar
Jueves 27 Febrero, 2014

Las empresas sociales sin fines de lucro, luchan contra la pobreza, los problemas sociales como el desempleo o el subempleo, no maximizan utilidades económicas, sino sociales


Tricotomia

El concepto de empresas sociales, se le debe al Premio Nobel de la Paz 2006, Muhammad Yunus, quien además fundó el Banco Grammen que otorga microcréditos para impulsar proyectos de bien social.
Recientemente en nuestro país inició operaciones Nutrivida, primera empresa social de Centroamérica (CA).
Una muy buena noticia que ha pasado casi inadvertida e invisibilizada, por las malas noticias que son las que predominan en los medios de comunicación.
La iniciativa surge de la alianza estratégica entre Florida Ice & Farm y Yunus Social Business (GmbH). El propio Premio Nobel Yunus inauguró la planta.
Nutrivida no tiene fines de lucro, tiene el loable objetivo de erradicar la malnutrición en Costa Rica y la desnutrición en CA, venderá productos alimenticios a precio de costo, a través de un modelo de producción sostenible.
En este modelo de producción sostenible, las utilidades en caso de tenerlas, son reinvertidas. No se pagan dividendos a sus accionistas, pero sí tienen una gestión ambiental adecuada y pagan salarios competitivos, además del pago de impuestos y las demás cargas sociales.
Las empresas sociales sin fines de lucro, luchan contra la pobreza, los problemas sociales, como el desempleo o el subempleo, no maximizan utilidades económicas, sino sociales.
Es el tipo de compromiso social empresarial que se requiere, ya que no se limita a ayudas aisladas, sino sostenibles en el tiempo, donde en un momento dado la empresa social camina por sí sola.
Son una alternativa viable para el desarrollo de los países, se les han llamado “el cuarto sector”, para diferenciarlas del sector público, del privado y de las organizaciones no gubernamentales.
Estas buenas noticias, urge darlas a conocer.
Que la iniciativa se expanda y más empresas privadas unan esfuerzos para que el concepto de responsabilidad social empresarial no sea solo esfuerzos aislados, sino estrategias coordinadas en bien de las comunidades.

María Luisa Ávila