Tecnología inclusiva se estrenará en elecciones
Freddy Quesada y Juan Carlos Delgado, de Grupo Vargas, comandan el proyecto de las plantillas especiales para invidentes, que se utilizarán en todos los centros de votación del país. Gerson Vargas/La República
Enviar

Plantilla para invidentes busca resguardar voto secreto

Tecnología inclusiva se estrenará en elecciones

Diseño se realiza con material reciclado

Una plantilla especialmente diseñada para que las personas invidentes emitan su voto sin ningún problema, se implementará en las próximas elecciones del 2 de febrero.

201401222244440.n33.jpg
Para esto, el Tribunal Supremo de Elecciones contrató los servicios de Emca, empresa de Grupo Vargas, especializada en empaques termoformados.
El material en cuestión se coloca sobre la papeleta y se ajusta para que el nombre del partido, de acuerdo con el lenguaje braille, sea legible, y le permita al votante con discapacidad ejercer su voto.
“En algunas ocasiones anteriores el papel no era tan apto, se desgastaba. Esto hacía que el delegado se viera obligado a acompañar a la persona, haciendo que esa independencia se perdiera”, explicó Juan Carlos Delgado, gerente de planta de Emca, quien destacó que ahora estas situaciones se evitarán con una plantilla más resistente.
Habrá una plantilla por cada una de las 6.515 mesas de votación, e inclusive se facilitarán a las 61 juntas receptoras en el extranjero.
El proceso de elaboración se realizó con el acompañamiento del Patronato Nacional de Ciegos, con el objeto de ofrecer un producto más resistente y fácil de usar para personas invidentes.
“Entre mayor edad tiene una persona, es más anuente a perder cierta sensibilidad en la lectura braille, este proceso tenía que tomarse en cuenta para el diseño de la plantilla”, comentó Freddy Quesada, gerente de Grupo Vargas.
La incorporación de esta tecnología más resistente tiene un costo de ¢10 millones, lo que significa un ahorro con respecto a las pasadas elecciones, explicó Erick Schmidt, jefe del departamento de Programas Electorales del TSE.
En la contienda anterior se ejecutaron ¢18 millones en un material que no resistió la jornada completa, por lo que ahora el Tribunal apuesta por una opción más barata y resistente.
“Nosotros siempre validamos nuestras plantillas con el Patronato de Ciegos.
Antes eran de cartón. Esta es una opción más efectiva y a menor costo”, comentó Schmidt.
El uso de materiales reciclados para la elaboración de las plantillas es otro de los puntos altos que llamaron la atención del TSE. Por cada plantilla se reciclaron dos botellas de plástico.
La empresa es la única de capital costarricense que opera en el ámbito de los empaques termoformados, y aspira a comercializar este producto para uso en otros procesos electorales fuera del país.

Luis Fernando Cascante
[email protected]
@La_Republica


Ver comentarios