Logo La República

Viernes, 22 de octubre de 2021



NACIONALES


Sin solución: déficit público

Fabio Parreaguirre fparreaguirre@larepublica.net | Viernes 18 enero, 2013



Restricciones contra capital especulativo no atacan problema

Sin solución: déficit público

Manejo del precio del dólar preocupa a empresarios

El sector empresarial presentó al Gobierno diez propuestas para controlar la entrada de capital especulativo al país, que ha hecho que el Banco Central gaste sus reservas para defender el precio del dólar en el piso de la banda cambiaria.
El problema principal es que estas ideas son “apaga incendios”, no atacan la causa que es el déficit público.
La implementación de un sistema cambiario de flotación generaría una mayor entrada de dólares, y por ello los empresarios representados por la Unión de Cámaras y los banqueros consideran que este no es el momento para tomar esa decisión.
 

Bajar las tasas de interés en colones —disminuyendo la participación del Ministerio de Hacienda en la colocación de deuda interna—, impedir la participación de entidades autónomas en subastas de bonos y que el Banco Central establezca una meta de inflación un poco mayor a la actual para que no presione al alza la tasa conforman la propuesta.
Para disminuir la entrada de capital especulativo, señalaron la necesidad de realizar un encaje a los fideicomisos y otros instrumentos de inversión que utilizan dineros provenientes del extranjero, así como la posibilidad de un impuesto vía resolución de la Dirección General de Tributación sobre los intereses que generen dineros foráneos, y que los inversionistas no defiendan como capital golondrina.
La última medida, antes de la flotación del colón, es introducir una variabilidad a las bandas cambiarias, tomando como piso mínimo ¢500 por dólar, y que el Banco Central pueda subir el piso cuando sea necesario.
“La propuesta entregada tiene como eje el empleo de miles de costarricenses del sector privado, y para ellos los capitales sin arraigo en el país deben detenerse, pues presionan hacia abajo el tipo de cambio y al alza la inflación”, indicó Jaime Molina, presidente de la UCCAEP.
Todas estas medidas no buscan la manera para solucionar el problema del déficit en el país, sino atacar la inundación de dólares que desestabilizan al economía local desde finales del año pasado.
El gobierno en su afán por atraer más dinero a sus arcas ha mantenido las altas tasas que han hecho de Costa Rica un paraíso para las inversiones de capital especulativo.
“Es claro que lo que estamos haciendo es apagar el incendio, pero no estamos atacando el problema directamente. Hay que sentarse con calma y dar soluciones al problema del déficit”, expreso Luis Mesalles una de las diez personas que estuvieron en la reunión que mantuvieron varios sectores productivos con Luis Liberman y Rodrigo Bolaños, ayer en Casa Presidencial.
Es importante mencionar que este fenómeno no es exclusivo de nuestro país, lo padecen otros, principalmente por las bajas tasas de interés que hay en Estados Unidos y la cantidad de dólares que emite la Reserva Federal.
Desde que nuestro país colocó los bonos de deuda (eurobonos), antes de eso nadie nos conocía en la esfera de inversiones. Empero, hoy somos uno de los países más cotizados para la entrada de capital especulativo.
Los principales responsables de la entrada de este capital son los GDN (Global Depositary Notes), instrumento financiero que hace que personas de afuera logren comprar bonos de nuestro país por medio de un estructurador que reside en Costa Rica, aprovechando las altas tasas y el tipo de cambio casi fijo.
Estas propuestas no entrarán en vigencia hasta que el Poder Ejecutivo las utilice dentro del proyecto de ley que se presentará a más tardar la próxima semana a los diputados que vuelven de sus vacaciones.

 

Fabio Parreaguirre
fparreaguirre@larepublica.net

 




© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.